Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Academia de Televisión encarga una auditoría externa de los costes del debate a cuatro del 13 de junio

La Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión ha encargado una auditoría externa de los costes del debate electoral en el que participaron los cuatro principales candidatos a la Presidencia del Gobierno (Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera) el pasado lunes, una producción que emitieron 17 televisiones y siguieron en directo más de 10,5 millones de espectadores.
Según ha informado la institución en un comunicado, el presupuesto cerrado se dividirá proporcionalmente entre cada una de las televisiones que retransmitieron el debate en función de la audiencia obtenida, según los datos de Kantar Media.
En este sentido, la Academia ha precisado que el presupuesto final incluirá los detalles de los servicios externos "que ha tenido que contratar a contrarreloj", para la realización del evento al que, según ha indicado, asistieron 1.500 personas, entre el equipo de organización, los profesionales acreditados de los medios, los voluntarios y un centenar de invitados.
Sobre las partidas, ha detallado que incluyen el alquiler del Palacio Municipal de Congresos de Madrid durante varias jornadas, las unidades móviles, el equipo técnico, material de iluminación, la construcción y transporte del decorado, pantallas para el seguimiento del debate en todo el recinto, la seguridad, comunicación, líneas RDSI y ADSL, streaming, satélites y fibra óptica, entre otras.
"Buena parte de estos recursos técnicos fueron duplicados por seguridad", ha apuntado la institución, para después agregar que la Academia de Televisión "garantizó el envío de la señal a todas las televisiones de España que lo desearon y algunas de América Latina que lo solicitaron".
Asimismo, ha defendido que en el Palacio Municipal de Congresos se construyó un plató "con los estándares de calidad con los que opera cualquier televisión" y, además, se habilitaron y equiparon "tecnológicamente" varios centros de prensa para que los más de 500 profesionales de 70 medios de comunicación diferentes pudiesen seguir in situ el debate.
Por otro lado, la Junta Directiva de la Academia de Televisión ha reiterado su agradecimiento al equipo directivo del operativo y a los académicos que han colaborado de forma voluntaria, "con el consiguiente ahorro presupuestario, en la organización del debate".
"Ni los moderadores, ni los directores, ni los realizadores, ni los productores, ni los iluminadores, ni los académicos voluntarios recibirán retribución económica de la Academia, como es habitual", ha manifestado, al tiempo que ha señalado que la institución es una "asociación sin ánimo de lucro y quiere garantizar la transparencia en la organización de un evento de interés para la ciudadanía que se ofrece a todos los medios de comunicación.
Finalmente, la Academia de la Televisión ha recordado que ya encargó las correspondientes auditorias con motivo de la organización de los debates de 2008, 2011 y 2015.