Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agatha Ruiz de la Prada honra a Dalí con su colección más surrealista

La española Agatha Ruiz de la Prada fue hoy más que nunca puro surrealismo textil en la Semana de la Moda femenina de Milán con una colección para el próximo otoño-invierno inspirada en Salvador Dalí y con la que la diseñadora se interpreta a sí misma.
Los símbolos que pintó Dalí (1904-1989) se pasearon este martes por la pasarela milanesa en la penúltima jornada de una semana de la moda en la que, hasta el momento, se ha visto mucha piel y alguna que otra colección con tintes surrealistas, como la presentada ayer por Dolce & Gabbana.
Agatha Ruiz de la Prada, defensora de los colores vivos y llamativos, no podía quedar ajena a esta tendencia y, por ello, propone diseños complicados para una mujer que ha de salir a la calle el próximo otoño-invierno encerrada en jaulas o con la cara totalmente cubierta por un único ojo enorme.
Y es que los iconos propios del surrealismo, recreados por el pintor español, fueron los protagonistas de una colección con la que Agatha Ruiz de la Prada ha querido dar una nueva interpretación a algunos de sus diseños, como el vestido jaula.
Los adornos de los diseños son símbolos surrealistas como el huevo, la sirena, el ojo, los labios o un corazón, iconos que pudieron verse hoy en Milán junto al vestido paraguas de Agatha Ruiz de la Prada.
Los tejidos que propone la española para el otoño-invierno 2009-2010 van desde clásicos como la seda hasta más modernos como las telas metalizadas, que dan forma a unos diseños entre los que se ha podido ver además un vestido piano y un vestido cómoda.
Como siempre, Agatha Ruiz de la Prada evita los colores oscuros que proponen otros diseñadores más clásicos para el próximo otoño-invierno y apuesta por los rojos, amarillos, verdes y rosas vivos.
La modista fue hoy protagonista en Milán por partida doble, pues ha contribuido con un diseño a la exposición "Doce trajes para Milán", organizada por el Instituto Cervantes y presentada este martes en la capital lombarda por la directora del organismo, Carmen Cafarrell.
La muestra acoge doce creaciones de reconocidos modistos españoles inspiradas en textos de grandes escritores de la literatura en español.
Y mientras Agatha Ruiz de la Prada llenaba de color la pasarela milanesa, la firma Mila Schon, capitaneada por la diseñadora Bianca Gervasio, mostraba sus diseños de corte futurista basados en dos tonos principales: el blanco y el gris.
Mujeres del futuro para una firma que apuesta por diseños con complicados pliegues a los que acompañan complementos sencillos y algún que otro guante largo que no deja salida a los dedos.