Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Ágora' triunfa en su presentación en Cannes

La quinta película de Amenábar ha sido exhibida fuera de competición, dentro de la selección oficial del festival, y ha sido recibida con aplausos por prensa y críticos presentes en  el pase.
Es la primera vez que Amenábar participa en este Festival, por lo que aseguraba ha confesado que se sentía como "un niño con zapatos nuevos" por su estreno en Cannes. Esta ha sido la primera oportunidad de ver la reacción del público ante una película que ha costado 50 millones y que, a pesar de ser tan ambiciosa dentro de su carrera, "no ha sido traumática".
Ágora , un peplum situado en la Alejandría dominada por las tensiones entre cristianos y judíos, durante la decadencia del control del Imperio romano, plantea en largometraje (141 minutos) el conflicto entre la razón y la intolerancia.
"Está a medio camino a lo comercial, pero es muy personal", ha declarado Amenábar a la prensa española antes de la proyección del filme, rodado en inglés y protagonizado por la actriz Rachel Weisz en el papel de Hipatia.
El eterno Capitán Trueno
El estreno de la cinta de Amenábar ha conseguido dejar en un segundo plano la presentación del interminable proyecto de adaptar al cine El capitán Trueno, que se llevará a cabo, según se ha anunciado en una rueda de prensa con Elsa Pataky, quien encarnará a Sigrid, y Daniel Calparsoro, que dirigirá en sustitución del valenciano Pau Vergara la película, de la que no se ha desvelado el nombre del protagonista.
Dentro de la competición, la acción coreográfica del hongkonés Johnnie To se ha colado en la solemnidad de Cannes con Vengeance, protagonizada por el rockero y actor francés Johnny Hallyday, mientras el director filipino Brillante Mendoza ha compensado tamaña frivolidad con sadismo a tiempo real de Kinatay. BQM