Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahora que su padre irá a prisión: ¿Quién cuidará de José Fernando?

Ahora que el destino de Ortega Cano está más determinado que nunca, cabe preguntarse: ¿Qué será de José Fernando? El hijo del exdiestro aún continúa su estancia en prisión y su padre está pendiente de ingresar en la cárcel, después de que el auto de la jueza dictaminará a favor de la condena. Aunque Ortega Cano pretende retrasar el auto lo máximo posible, su ingreso en prisión está más que asimilado, tanto por su familia como por la del fallecido Carlos Parra.
Ahora que padre e hijo estarán en prisión, ¿quién cuidara de José Fernando?
Según El Mundo, varias personas de confianza del exdiestro se harán cargo de cuidar a su pareja y de sus hijas. Su cuñado Aniceto y su hermano Paco, siempre han sido un apoyo fundamental para Cano, quien ha relegado en ellos todos sus negocios y finanzas, además de encargarse de cuidar a toda la familia.
Ahora que el ingreso en prisión es algo casi inminente, Ortega Cano se vería obligado a apartarse de su hija Gloria Camila, que cumple la mayoría de edad el próximo 21 de febrero, de igual manera pasa con su actual pareja y con su hijo pequeño, de apenas un año.
Gloria Camila, desde la detención y la encarcelación de su hermano, ha demostrado una entereza y un sentido de la responsabilidad familiar admirable para una joven de 17 años. Ha sido ella la que no ha faltado ningún fin de semana para visitar a su hermano en la cárcel. Gente de confianza del torero están siempre pendientes de ella, en ausencia tanto de su padre como de su hermano mayor.
Por su parte Ana María, la actual pareja del torero y con la que tuvo al pequeño José María en febrero del 2013, está viviendo aún en Sevilla, en un piso que el extorero alquiló para que fuera el nuevo hogar familiar. Sin embargo, cuando a Ortega le llegue el momento de ir a prisión, Ana María volverá a su Sanlúcar de Barrameda natal. Hasta que el torero no pueda partir de cero con su vida, su pareja no volverá a Sevilla.
El control de las finanzas y de los negocios han hecho que Aniceto y su hermano Paco instalaran su oficina de trabajo en el sótano de la casa del torero, algo que incomoda a su actual pareja, quien considera que es una circunstancia que quitaba intimidad. Esto puede ser un aliciente a abandonar la casa de su pareja.
Todavía no hay una fecha de entrada del exdiestro, ni tampoco se sabe a ciencia cierta cuando saldrá su hijo de prisión, lo que parece claro es que la familia está dispuesta a cooperar para llevar la situación de la mejor manera posible.