Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alberto Pozas sobre el éxito de 'Interviú': "La fórmula madre es hacer periodismo muy pegado a la calle"

El director de la revista 'Interviú', Alberto Pozas, defiende que la "fórmula madre" del éxito de la emblemática cabecera que este año cumple su cuarenta aniversario es "la calle, hacer periodismo muy pegado a la calle".
"Yo creo que es el ingrediente que si faltase se derrumbaría todo el edificio", ha declarado Pozas, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que hace un "balance más que positivo" de estos primeros cuarenta años de vida de 'Interviú', publicación que dirige desde el año 2008.
En este sentido, Alberto Pozas (Madrid, 1959) cree que "con la que lleva cayendo ya muchos años, que una cabecera pueda seguir siendo emblemática desde el primer número hasta el último, es algo de muy agradecer a los lectores". Además, ha destacado que la revista "consiguió, desde el número uno", cumplir el objetivo con el que vio la luz el 22 de mayo de 1976, que era ser el referente del periodismo de investigación en España.
Según rememora el periodista, la cabecera nació "para tomar las libertades que aún no habían llegado". "Se nos anunciaban muchas libertades en la primavera del 76, pero no acababan de llegar nunca. Entonces, hubo un periodismo muy comprometido que fue el de 'Interviú', que no esperó a que le dieran las libertades, sino que se las tomó", ha manifestado.
Las libertades a las que Alberto Pozas se refiere tienen que ver con "el periodismo de denuncia, el periodismo de investigación y el toque de erotismo, que se habían perdido los españoles en los últimos 40 años", éste último, "un aspecto en que España era el tercer mundo respecto al resto de Europa".
"Con esos ingredientes, (la revista) triunfó desde el primer número", ha indicado el director de la publicación, al tiempo que ha resaltado que los primeros 100.000 ejemplares se agotaron "rápidamente", y ha agregado que aunque "se fue aumentando tirada paulatinamente y se seguía agotando". "Fue un éxito editorial", ha remachado.
UN ESQUEMA NO IGUAL, PERO SÍ PARECIDO
De esta forma, Alberto Pozas ha afirmado que, tras cuatro décadas, 'Interviú' continúa "con un esquema no igual, pero sí parecido", pues sigue "dando cobijo al periodismo de denuncia". "Donde otros medios no acuden, por no considerarlo asunto relevante, nosotros estamos allí y la gente nos lo agradece. Aún se sigue oyendo por los pueblos: 'Qué vienen los de Interviú'. Eso es un regalo para nuestros oídos", ha reconocido.
La emblemática cabecera también sigue haciendo el periodismo de investigación del primer día. "Para nuestra desgracia, eso sí que no ha cambiado en estos 40 años... Había corruptelas y corruptos hace 40 años, hay corruptelas y corruptos hoy en día", ha relatado Alberto Pozas, quien ha apuntado además que el "primer y único gran consejo" que dio siempre al equipo de la revista el fundador, Antonio Asensio Pizarro, era: "'Vuestro poder está en la calle. No lo busquéis en los despachos'".
Sobre el famoso erotismo de 'Interviú', el periodista cree que ha ido evolucionando a medida que lo hacía el país, sus gustos y la estética. En este punto, Pozas recuerda que hace 40 años "no existía la silicona", por ejemplo.
En estas cuatro décadas, la publicación y su equipo también han tenido que hacer frente a dificultades informativas como, según detalla el director, "los secuestros de la revista en los primeros años, el ingreso en prisión de uno de sus reporteros, los intentos de secuestro mucho más recientes". "Siempre son momentos muy difíciles", ha recalcado.
Otra de las situaciones que recuerda como "un momento que podía haber sido muy difícil para la cabecera" fue el fallecimiento de Antonio Asensio. Sin embargo, Alberto Pozas considera que "no resultó al final tan complejo porque, pese a la juventud que tenía su hijo, tomó las riendas editoriales y lo hizo con sangre de editor", de forma que "no hubo un vacío de objetivo y la maquinaria siguió perfectamente funcionando bajo la nueva batuta".
LA ENTREVISTA, "SEÑA DE IDENTIDAD"
Al ser preguntado sobre la importancia de la entrevista en los contenidos de la cabecera, el director de 'Interviú' defiende que es "una seña de identidad" y ha argumentado que, a lo largo de su trayectoria, se han publicado entrevistas "muy importantes por lo que se dice y por quién lo dice".
En este punto, Alberto Pozas recuerda aquella en la que Don Juan dijo desde París que "la monarquía es compatible con un gobierno socialista", otra de Camilo José Cela a Victoria Vera; Francisco Umbral entrevistando al violador del Ensanche dentro de la prisión; o la de Juan José Millás a una pareja de presos con hijos, que estaba formando su hogar dentro de la cárcel porque estaban cumpliendo los dos condena. "La entrevista es un género muy propio de 'Interviú'. De hecho, el nombre de la cabecera viene de ahí", ha subrayado.
Sobre el perfil del periodista de 'Interviú', su director asegura que tiene que tener vocación de paracaidista", así como "no puede tener muchos límites a la hora de trabajar". Pozas ha señalado que los profesionales de la revista hacen una "información diferenciada del resto por las fuentes", pero también el "reportaje humano, cercano, de calle" desplazándose al lugar de la noticia, donde no conoce a nadie.
Por otro lado, el lector de esta cabecera es, a su juicio, "alguien inquieto", que valora la información en "tiempos raros", en los que ésta "no pasa de 140 caracteres". El director de 'Interviú' opina que sus lectores pueden sentirse "importantes", son tratado con "cariño" y valorados "muchísimo".
En este contexto, Alberto Pozas defiende el ejercicio del periodismo como un servicio público al ciudadano y rechaza el "periodismo de trincheras", frente al comprometido con las libertades.
Por último, el periodista madrileño cree que el papel sigue teniendo su espacio porque es "la base del 90 por ciento de la información", pero apunta que los editores deben aprender "a vender los contenidos de tal manera que sean rentables". "Ojito con que vaya a desparecer porque posiblemente Internet no podría asumir los costes de generar esa información", ha concluido.