Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandra y Eugenia Osborne de vacaciones con sus hijos

Se dice que los niños vienen con un pan debajo del brazo. En la casa de los Osborne ya hay tres panes más. Al hijo mayor de Alejandra Osborne, Santiago, se han unido sus mellizos, Fausto y Valentina, y el primogénito de Eugenia Osborne, Juan, que cuentan los tres con dos meses de edad.
Las hijas mayores de Bertín Osborne y la tristemente desaparecida Sandra Domecq se han reunido en la finca que la familia posee en Jerez de la Frontera, donde han reunido a sus cuatro hijos para pasar un agradable día de verano, tal y como se puede ver en la revista '¡Hola!'.
Alejandra, que ha sido nuevamente mamá por partida doble, asegura que con el nacimiento de Valentina y Fausto ha cumplido el sueño de tener tres hijos, aunque sea duro porque no dormir no lo lleva muy bien.
El parto fue menos doloroso que con su primer hijo, Santiago, que ya tiene cinco años. Aunque los mellizos acaparen mucho tiempo, Alejandra asegura que su hijo mayor también necesita atención pero "de otro tipo: ayuda con los deberes, jugar con él...".
A pesar de que echa mucho de menos a su madre, Alejandra está feliz por poder contar con su marido, Quino, que siempre está a su lado y es "el mayor pilar" de su vida, ha asegurado en declaraciones a la citada revista.
Pero no sólo Alejandra ha recordado a su madre en esta entrevista. Eugenia, que ha sido mamá primeriza, afirma que intenta vivir con los valores que les enseñó Sandra Domecq, "ser humilde, amable, comprensiva y saber perdonar".
También ha hablado de su padre, el cantante Bertín Osborne, y de sus hijos, Carlos y Kike. Con el último, su hijo Juan apenas se lleva 20 días. Asegura que esta situación ya no es extraña, sino que la disfrutan y todos los niños se lo pasan fenomenal juntos.
Mientras Alejandra piensa que no tendrá más hijos porque ya "ha cumplido con la sociedad", Eugenia quiere darle muchos hermanos a Juan pero un poco más adelante, ya que la familia para ella es lo más importante "con mayúsculas".