Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandro Agag, más joven que nunca

Alejandro Agag, que se convirtió en esposo de Ana Aznar el 5 de noviembre de 2002, hace ya prácticamente 12 años se pone las pilas. Dejó la política por los negocios y entró a formar aprte del mundo de las carreras.
Ahora se encuentra en uno de los mejores puestos dentro de la Fórmula 1 y esta misma semana ha presentado en Las Vegas el prototipo de campeonato de coches eléctricos, dónde se ha codeado con inversores de mucho peso pertenecientes al mundo del motor.
A pesar de que Alejandro ya es padre de cuatro hijos, lo que le convierte en familia numerosa, está a la vista que el empresario se conserva muy bien y es que desde las primeras imágenes que datan del 2001, hasta la actualidad, ha pasado más de una década, un tiempo que parece no haberle afectado y como les ocurre a muchos hombres mejoran con el tiempo, ya que se le ve mucho más rejuvenecido y moderno.
La mejora en el aspecto de Alejandro es notable y es que los constantes viajes, los cambios de residencia y la vida en familia junto a su mujer Ana y sus cuatro hijos, parece ser que le han sentado muy bien al empresario, ya que el paso de los años no ha dejado huella sobre él.