Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandro Sanz, broche de oro al Starlite Festival con la presencia de su hija Manuela

El mes de conciertos del Festival Starlite no podía tener un broche final mejor: el único concierto de Alejandro Sanz en España. Fueron muchos los rostros conocidos que no quisieron perderse el multitudinario recital como Eugenia Martínez de Irujo, Elena Tablada, Raquel Rodríguez o el torero, Víctor Puerto, acompañado por su mujer, Noelia Morgotón.
"Lo único que pretendo, que lo pasen bien y se lleven una noche inolvidable y que les quede en el recuerdo", fueron las primeras palabras que el cantante ha dirigido a los asistentes a la Cantera de Nagüeles, ataviado con un 'total black', incluidas sus zapatillas.
Alejandro Sanz levanta pasiones y no sólo eso. Desde las primeras notas musicales todo el público se puso en pie, permaneciendo así prácticamente durante todo el concierto.
Se vivieron algunos momentos de tensión cuando buena parte del público invadió los laterales de los pasillos, impidiendo a los asistentes en primera fila disfrutar del evento. Era entonces cuando el consagrado artista pidió al respetable "un poco de solidaridad" y que regresaran a sus asientos.
Sanz deleitó a los presentes con muchos de los temas de su último disco "La música no se toca", del que ha vendido 22 millones de copias y es quíntuple disco de Platino en España, así como sus éxitos de siempre. "Me gusta el calor de esta tierra. Estamos hasta el moño del frío" aseguró en una de las noches más calurosas del verano marbellí antes de cantar "Camino de rosas".
Dedicó el segundo de sus popurrís, con el piano y los miembros de su coro a Paco de Lucía. "A él no le habría gustado, porque era muy tímido y habría dicho: para que me dedicas ná". Uno de los momentos más emotivos de la noche se vivió cuando Alejandro dedicó su tema "Looking for paradise" a su hija mayor, Manuela, fruto de su fallida relación con Jaydy Michel, quien no quiso perderse el maravilloso espectáculo.
"Todo el buen ambiente que hemos creado toda la noche se rompe cuando digo que hemos terminado y me dicen cosas feas bajito", se quejó Sanz en la recta final del concierto para ir preparando a sus seguidores y que la despedida no fuera tan dura.
ELENA TABLADA SE REFUGIA EN RAQUEL RODRÍGUEZ EN SU SEGUNDA CRISIS CON DANIEL ARIGITA
Fueron muchos los rostros conocidos que quisieron disfrutar del arte y maestría de Alejandro Sanz como Eugenia Martínez de Irujo, quien evitó posar en el photocall.
Otra de las asistentes fue Elena Tablada, que acudió acompañada por su inseparable amiga, la ex miss España Raquel Rodríguez, quien se ha convertido en su paño de lágrimas en su segunda crisis con Daniel Arigita. Y es que desde que decidieran darse una segunda oportunidad como pareja, han sido pocas las ocasiones que hemos tenido oportunidad de ver a la pareja disfrutando de su tiempo de ocio.
Mientras que el joven ha viajado a Croacia para asistir a la boda de unos amigos, la ex de David Bisbal ha decidido poner al mal tiempo buena cara y disfrutar del concierto de Alejandro Sanz, padrino de su hija.
Luciendo un llamativo vestido corto palabra de honor en negro, Elena Tablada aprovechó para hablarnos de su hija Ella "mi hija está ahora en Almería de vacaciones y yo también de vacaciones, así que a disfrutar, pero la echo de menos todos los días".
Sin embargo evitó pronunciarse sobre la relación de Bisbal con la China Suárez y la escasa aceptación en la familia del artista, como le ocurriera a la diseñadora hace años.
Otros de los asistentes fueron el torero Víctor Puerto y su mujer, Noelia Margotón, muy guapa con un favorecedor vestido asimétrico rojo flúor y el cantante, Pablo López.