Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Almodóvar, reflexiones en voz alta

Fotografía de Penélope Cruz reflejada en un monitor. Foto: Pedro Almodóvartelecinco.es
En esta semana el director está realizando las pruebas de cámara, en las que se experimenta todo, "el tipo de iluminación, el negativo, la emulsión, como reaccionan los colores a la óptica elegida…".
Almodóvar define estas pruebas como un rodaje "donde la decoración es absurda y libre", explica. Las pruebas "me provocan la misma excitación que si estuviéramos rodando". Además, expresa su deseo de poder grabar alguna película con este mismo criterio "libre y abstracto".
Meterse en la piel del personaje
Estos días previos al rodaje son perfectos para "experimentar con los actores", es el momento en el que tienen que hacerse con el papel e interiorizar la forma de ser de sus personajes como si fuera la suya propia.
Para ello, Almodóvar dialoga con ellos con si hablara con sus personajes. También, "provoco que se relacionen entre sí como tales, con la única información a l que tienen acceso, la que yo les doy en el guión. Además de muy divertido es muy buen ejercicio para sentirse el otro".
Reflejos
"He llegado a pensar por pura deformación que las líneas del rostro de Penélope son más armónicas cuando se reflejan en otra superficie que si las miras de frente", afirma el director, para quien "el juego consiste en fotografiarlo todo", pero no directamente. "Me excita más el reflejo de Penélope que ella misma", sentencia.
Muchas de las imágenes que aparecen en el blog son realizadas por Almodóvar, quien confiesa que "disfruto fotografiando los reflejos de lo que se está rodando, prefiero fotografiar los reflejos de los cuerpos que los cuerpos reales".
Pero él mismo prefiere no mirarse en los espejos, "supongo que porque yo mismo me siento espejo y un espejo frente a otro refleja vacío". BQM