Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amber Heard logra una orden de alejamiento temporal de Johnny Depp

Johnny Depp deberá mantenerse a más de 90 metros de su esposa, Amber Heard, tal y como establece la orden de restricción temporal concedida por un juez la tarde del viernes (hora española). Los abogados de la actriz de 30 años presentaban documentación ante la corte, que incluía archivos gráficos de su ojo derecho y parte de su pómulo con un enorme hematoma. El portal TMZ publicaba la instantánea, una de las muchas que Samantha Spector, abogada de la intérprete, llevaba a los juzgados para avalar las múltiples agresiones que su clienta ha sufrido durante los 15 meses de matrimonio.
La protagonista de Friday Night Lights afirma que durante el último ataque, que tuvo lugar el sábado pasado, Johnny rompió varios objetos en el apartamento en el que vivían juntos. Ella asegura que estaba hablando por teléfono con un amigo durante la pelea, y cuando el actor cogió el teléfono Amber le gritó a su interlocutor: 'Llama a la policía'. El amigo contactó con el 911 y los agentes se personaron en la residencia del matrimonio.
Cuando los policías llegaron, Depp había huido. Las autoridades le aseguraron que llevarían a cabo el arresto de su pareja, si ella llevaba a cago la pertinente denuncia por maltrato, pero ella se negó. Es más, según TMZ la susodicha denuncia no ha sido tramitad todavía, aunque Amber asegura tener también un vídeo con la paliza.
Algunos medios han llamado la atención sobre el hecho de que Heard haya pedido una orden de restricción temporal ahora que el actor se encuentra fuera de la ciudad debido a la promoción de su última película. La letrada de Johnny, Laura Wasser, tacha a la joven de mentirosa porque no tramitar la denuncia ante la policía y por haber publicado fotografías en Instagram después de la supuesta agresión en las que no muestra ningún daño. Asimismo, una fuente cercana a Depp sostiene que el comportamiento de Amber "es una afrenta a las verdaderas víctimas de la violencia de género".