Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amy Winehouse cambió las drogas por el vino

La cantante Amy Winehouse. Foto: EFEtelecinco.es
"Perdió la noción del tiempo. Para Amy no había noche o día, ni lunes o viernes". Kristian Marr revela la preocupación que el entorno de la estrella tenía acerca de su adicción al alcohol y vuelve a cobrar fuerza la hipótesis de que la joven no consumió drogas el día de su muerte.
El músico Kristian Marr, amigo de la diva desde 2003 ha concedido una entrevista al diario 'Daily Mail' en la que revela, entre otras cosas, que la gran debilidad de Winehouse eran las bebidas espirituosas y no las sustancias estupefacientes.

"El problema era que reemplazó las drogas por el alcohol. El vino blanco era lo único que bebía y a veces bebía nada más levantarse. Esto significa que perdió la noción de los días", confesaba Marr.

Todo el mundo sabía que a la artista era una apasionada del vino y el joven confiesa que a veces le pasaba duras facturas a su amiga. "Hace 3 meses llegúe a su casa una tarde y la encontré dormida en el suelo de la cocina y tuve que ayudarla a llegar a la cama", reveló el músico.

Marr además comentaba que el entorno de la estrella se esforzó mucho para evitar que no cayese en los brazos de tan dura adicción. "Nunca la dejaba beber más de la cuenta cuando estaba conmigo. La última vez fue 6 semanas antes de que muriera. Estábamos en su sofá viendo la película 'Scarface' Amy quería comprar algo de alcohol pero la convencí de que bebiera mejor un té, y que se relajara mientras veía la película. Los dos nos quedamos dormidos en el sofá y por la mañana cuando me marché, la dejé feliz, sabiendo que iba por el buen camino".

No obstante, el joven pensaba que el alcohol era un mal menor. "Estaba preocupado por lo que bebía Amy pero al mismo tiempo me di cuenta de que las drogas ya no estaban en esa ecuación", relataba al 'Daily Mail'.

Un sms sin respuesta
Kristian Marr nunca olvidará a la cantante y es que, casualidades de la vida, el joven recibió un sms de Winehouse a las 3:10 del 23 de julio, el día de su muerte.

El mensaje decía "Voy a estar ahí siempre XX -besos- ¿PERO ESTÁS BIEN? XXX -besos-". El británico la recordaba señalando: "Eso era típico de Amy. Se preocupaba mucho más de sus amigos que de ella misma".

Por desgracia, estaba dormido cuando recibió ese mensaje y cuando se levantó, ya era demasiado tarde.

El relato de este amigo vuelve a remarcar la hipótesis que mantiene la familia de Winehouse que afirma que la cantante de soul murió a causa de un agudo síndrome de abstinencia y no de una sobredosis. No obstante, todavía no se conocen los resultados de los análisis toxicológicos.