Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ara Malikian insiste en que "su deber como artista" es movilizar a la gente y que sepa la historia de los refugiados

Donará 1 euro de cada entrada de su actuación en Valencia a la ONG Acción Contra el Hambre
El violinista Ara Malikian ha reivindicado que es su "deber como artista" movilizar a la gente y que "sepa la historia de los refugiados". Por ello, donará un euro de cada entrada de los últimos cinco conciertos de su gira '15' --entre los que se encuentra el que ofrecerá en la Plaza de Toros de Valencia el próximo 11 de septiembre-- a programas en favor de los refugiados de la ONG Acción Contra el Hambre, como parte de una campaña que llevan realizando el artista, que tuvo que huir de la Guerra Civil de Líbano como refugiado con 14 años, y la organización desde este mes.
Así lo han anunciado este viernes en rueda de prensa el propio Malikian, que ha interpretado una pieza al principio, y la portavoz de Acción Contra el Hambre en la Comunitat Valenciana, Amel El Yamani. La gira de conciertos será en septiembre, y llevará al virtuoso instrumentista por Santander, Málaga, Madrid, Zaragoza y recalará en Valencia el día 11. Además, durante el mes que lleva en marcha la campaña, el músico ha visitado los campos de refugiados de su país de origen, que es el territorio del mundo con más refugiados per cápita.
En la presentación se ha proyectado un vídeo que recorre la visita del artista a Líbano, su encuentro con algunos de los 1,1 millones de refugiados sirios que hay en el país. Así, el violinista ha destacado que las condiciones de los refugiados en el Líbano son "muy duras", puesto que el país no ha firmado el Estatuto del Refugiado y por ello, "no pueden trabajar y tienen que pagar por el suelo en el que están".
Por ello, ha destacado la labor de Acción Contra el Hambre, porque "les salva la vida momentáneamente" y les proporcione "agua limpia, los mantenga nutridos y controle las enfermedades". Pese a esto, ha explicado que la dificultad para pagar por los terrenos que ocupan las personas desplazadas obliga a que "haya gente que tenga que trabajar para mafiosos o incluso casar a sus hijas menores de edad con mafiosos".
ACTITUD "LAMENTABLE" DE LOS GOBIERNOS
En este sentido, Malikian ha señalado que le parece "lamentable" la actitud de los gobiernos europeos y les ha reprochado su "falta de humanidad" por no "apoyar a gente que necesita ayuda". Además, ha recordado que cuando huyó de su país, en 1982, pudo "salir adelante" porque sí recibió ayuda en Alemania, el país que le acogió.
Preguntado por las palabras del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, del pasado octubre sobre los refugiados en las que se preguntaba si "todo era trigo limpio", Malikian ha señalado que "más del 99 por ciento de los refugiados son familias" y ha agregado que "si en 60 millones de refugiados hay uno o dos terroristas infiltrados", la proporción "no es para desconfiar".
El músico ha rememorado su historia personal, cuando tuvo que marchar del Líbano en 1982, con 14 años, e ir a Alemania gracias a una beca. "Yo tuve mucha suerte, pero sí que es cierto que en aquel entonces no éramos tantas las personas que pedíamos asilo", ha explicado.
Así, para Malikian hay que "apoyar a los refugiados, porque hace 60 años, éramos los europeos quienes necesitábamos ayuda y por ello salimos adelante". "Grandes personas, como Einstein, han sido refugiadas, y es posible que en 10 o 20 años haya refugiados sirios convertidos en grandes músicos o grandes científicos".
En este punto, y cuando le ha sugerido la posibilidad de organizar una orquesta con refugiados músicos, Malikian ha señalado que es una idea "maravillosa" que sería "muy buena para la opinión pública".