Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Archivo Manuel de Falla apoya la conservación de la casa del compositor en Mallorca

La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) ha anunciado este lunes que ha recibido una carta de la Fundación-Archivo Manuel de Falla en la que apoyan la conservación de la casa de Génova (c/ Rector Vives, 47) en la que vivió el compositor Manuel de Falla unos meses durante los años 1933 y 1934.
Según han explicado, harán llegar este escrito al Consell de Mallorca y al Ayuntamiento de Palma, aunque desde la asociación, confían en "la voluntad política para conservar este inmueble".
En la misiva, la gerente y familiar de Falla, Elena García de Paredes de Falla relata que "en esa casita compuso la 'Balada a Mallorca' sobre un tema de su admirado Chopin, que también habitó en Mallorca".
"En el Archivo Manuel de Falla conservamos numerosa documentación original sobre los meses que Falla pasó en esta casa, singular no sólo por su tipología sino también porque en ella habitó un gran creador", sigue explicando la gerente.
Así, continúa diciendo que "la protección patrimonial de estos enclaves es fundamental, y es nuestro deber defenderlos y señalarlos convenientemente, pues son muchas las personas que gustan de visitarlos en sus viajes".
De esta manera, precisa que "el carmen de la Antequeruela en Granada es hoy Casa Museo declarada Bien de Interés Cultural, el chalet Los Espinillos en Alta Gracia, Argentina, se ha convertido también en un concurrido museo, y las casas en las que nació y pasó su infancia en Cádiz tienen una placa recordándolo".
Por otra parte, ARCA recuerda que el músico local, Joan Moll, ya les hizo llegar a ellos y al Consell de Mallorca una carta donde pedía la conservación y comparaba que la estancia de Falla en la isla con la de Chopin. "La estancia de Falla fue, de hecho, más larga que la de Chopin y en este último se le da una importancia relevante cuando la de Falla, se merecería como mínimo la misma", comentan.
LA ESTANCIA DEL MÚSICO EN LA ISLA
Desde ARCA, señalan que Falla "disfrutó de la estancia" en Mallorca y los detalles se pueden apreciar en un libro editado en 1947 por Joan Maria Thomàs con el título de 'Manuel de Falla en la isla'.
Antoni Mulet i Gomila (1887-1966) era el propietario tanto de la casa de la calle del Rector Vives que alquiló a Manuel de Falla, conocida como Can Mulet de abajo, como de Can Mulet, donde había un museo y la propia vivienda. El folklorista era gran amigo de Joan Maria Thomàs y fue así como acordaron la residencia del compositor en Mallorca.
Manuel de Falla buscaba una casa tranquila para poder continuar la creación de 'La Atlántida' y la casa de la calle del Rector Vives fue "entonces ideal para su tranquilidad", aseguran.