Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arqueólogos egipcios buscan a Cleopatra y Marco Antonio en Alejandría

Un rádar será el instrumento básico que los arqueólogos utilizarán para buscar las tumbas de la reina Cleopatra y el general romano Marco Antonio. Las tareas de rastreo de los amantes se centrarán en la zona de Borg Al Arab, situada a unos 50 kilómetros al oeste de Alejandría.
Los arqueólogos creen que Cleopatra y Marco Antonio pueden estar enterrados en Borg Al Arab, ya que en los últimos meses han descubierto allí mismo un busto de la reina, una estatua real sin cabeza, y 22 monedas con dibujos de ella, que muestran su belleza.
En esa zona han encontrado también un túnel subterráneo de 120 metros de largo que lleva a varias habitaciones que pueden esconder más secretos de Cleopatra. La técnica del radar que emplearan para buscar la momia de la reina y su amante ya se ha empleado en otras ocasiones y ha dado resultados muy positivos.
El secretario general del Consejo Superior de Antigüedades (CSA), Zahi Hawas ha destacado otros hallazgos importantes, como el descubrimiento de 250 momias en el 'Valle de las momias doradas'. Aquí podría haber 10.000 cuerpos momificados, en el oasis de Bahariya, 375 kilómetros al sur de El Cairo.
De momento, los arqueólogos se centrarán en la Búsqueda de Cleopatra Y Marco Antonio y en la restauración de las 250 momias ya recuperadas.
El descubrimiento de estas momias ha ayudado a conocer las relaciones sociales entre los egipcios antiguos, según Hawas.
La familia de Ramsés II
El año 2008 podría ser también testigo de nuevos hallazgos cuando se terminen las excavaciones actuales en un túnel en la tumba del faraón Seti I (1294-1279 a.C), padre del famoso Ramsés II, en el Valle de los Reyes de Luxor, en el sur de Egipto.
Los arqueólogos comenzaron en noviembre pasado las excavaciones en un túnel subterráneo de 137 metros en la tumba de ese rey, y "creemos que conduce a una habitación secreta de Seti I", dijo el arqueólogo.