Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinan en Honduras a Carlos Mejía, trabajador de una radio de los jesuitas

Carlos Mejía Orellana, hondureño y miembro del equipo de Eric y Radio Progreso de la Compañía de Jesús en Honduras, medios apoyados por la ONG Alboan, fue asesinado el pasado viernes en Honduras. Mejía trabajaba denunciando las violaciones de Derechos Humanos en el país.
Según informa Alboan, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos había requerido al Estado de Honduras medidas de protección para Mejía en cuatro ocasiones para proteger su vida e integridad.
Tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el presidente Manuel Zelaya, las circunstancias de trabajo del equipo de Eric y Radio Progreso se habían convertido en "un asunto difícil" con "amenazas directas a más de 15 personas del equipo", según apunta la ONG.
Alboan lleva trabajando con estas organizaciones lideradas por jesuitas en Honduras desde hace más de 10 años y ha obtenido financiación pública del Gobierno Vasco desde 2004 por más de 2 millones de euros.
La ONG se une a las muestras de dolor en solidaridad con su familia y amigos, condena "con contundencia" este asesinato y exige Honduras "que se esclarezcan sin dilación las circunstancias de este asesinato y que no se atribuya a la violencia estructural en el país".
Reporteros Sin Fronteras también ha condenado este asesinato e insta a las autoridades a aclararlo y sancionar a sus autores intelectuales y materiales. La investigación que se lleva a cabo aún no ha podido determinar cuál fue el móvil del asesinato y RSF pide que no se descarte desde un inicio el móvil profesional.
"Es responsabilidad de las autoridades tomar urgentemente las medidas adecuadas y aplicarlas a priori para romper este ciclo de violencia que padecen los actores de la información hondureños. Las autoridades deberían haber tomado en cuenta las múltiples advertencias que había hecho la CIDH sobre el peligro que corría Carlos Mejía Orellana", señala.
Asimismo, piden la creación y puesta en marcha de un mecanismo de protección eficaz "para todos los periodistas y colaboradores de los medios de comunicación que se encuentran en peligro y piden protección".
Honduras ocupa el lugar 129 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras y es "uno de los países más peligrosos de la región para ejercer el periodismo", según RSF.
La organización también expresa su preocupación por la situación del periodista de investigación Dennis Menjivar, que ha recibido amenazas de muerte desde que cubrió la captura del narcotraficante Arnaldo 'El Negro' Lobo, el pasado mes de marzo. Hace dos años el corresponsal de Canal 6 presentó una denuncia por un atentado del que fue víctima, pero la investigación sigue en un punto muerto.