Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos cines de Aspen, nuevos propietarios de la filmografía de Ingmar Bergman

Ingmar Bergman en una imagen de archivo. Foto: APtelecinco.es
La gigante del cine sueco, Svensk Filmindustri, copropietaria de Resort Theatres of American se comprometió a renovar los pequeños cines Isis de la localidad de Aspen, con el objetivo de convertirlos en un moderno complejo de multisalas. Pero, tres años más tarde Resort se declaró en quiebra y se negó a pagar lo acordado en el contrato de arrendamiento.
Ocho años después, un tribunal de Colorado ha condenado a Svensk a entregar a los propietarios de la pequeña empresa Isis Litigation LLC todo el fondo de películas suecas como pago de los 10 millones de dólares (7,7 millones de euros) en daños y perjuicios.
Una vez finalizado el proceso de traspaso de los derechos de propiedad intelectual, Isis está buscando la manera de obtener beneficios de este legado. El valor cultural de las películas de Bergman y otros clásicos del cine sueco son incalculables pero ¿cuál es el valor real?
Isis busca ahora conseguir rentabilidad material a este tesoro de la historia del cine. Para ello han creado una página web (SwedishClassicFilms.com) donde los cinéfilos pueden comprar copias en DVD de los títulos de Bergman y otros autores. Según el abogado de la empresa, Jack Smith, ya han ganado unos 520.000 dólares con la distribución de estas películas. Lo que parece más complicado es la venta de la exhibición de estas películas porque pocas distribuidoras estarán interesadas en este tipo de material.
De momento todos los esfuerzos de la propietaria de los cines de Aspen se centran en encontrar ofertas de para conceder licencias de distribución de las películas y conseguir una audiencia más amplia.
Desde Svenks se han negado a hacer declaraciones durante el tiempo que ha durado el litigio. Tan sólo un ejecutivo de su empresa Esvenk ha declarado a la revista Variety que "una decisión judicial en el estado de Colorado no significa nada en Suecia", por lo que todavía está por ver la validez de la sentencia.   BQM