Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BNE rinde homenaje al coreógrafo Antonio Ruiz Soler en el 20 aniversario de su muerte

Los bailarines y músicos del BNE han convocado paros a partir de este sábado que afectarán a la celebración del espectáculo
El Ballet Nacional del España rinde homenaje al coreógrafo Antonio Ruiz Soler en el 20 aniversario de su muerte con un espectáculo que recorre algunas de sus piezas más importantes y que se representará a partir del próximo sábado 18 de junio en el Teatro de la Zarzuela, aunque su estreno dependerá del mantenimiento de los paros que han convocado los bailarines a partir de ese día y que coinciden con esta representación.
El director del Ballet Nacional de España (BNE), Antonio Najarro, ha explicado que la iniciativa de rendir este homenaje al famoso bailarín y coreógrafo no solo coincide con el aniversario de su fallecimiento, sino que también obedece a su idea de "combinar espectáculos de nueva creación con espectáculos de repertorio de la danza española".
Najarro ha señalado este jueves durante la presentación que el legado de este coreógrafo forma parte del BNE y que sus creaciones son "obras de arte" que destacan por "la visión en su construcción, por su carácter especial, por el gran riesgo que asumió en su momento, sobre todo con la influencia americana de su paso por Estados Unidos, que luego incorporó a la danza española".
Además, ha subrayado que fue "una de las primeras compañías en llevar la danza española en gran formato por todo el mundo", representando todos los estilos de la danza española, "con el riesgo que eso supone", según ha destacado Najarro, quien se siente identificado con el coreógrafo por el riesgo que asumió.
"Un artista debe arriesgar y pensar que el legado de la danza española se tiene que vender y ser asumido por los públicos de todo el mundo, independientemente del país en el que estén, hay que pensar en dar la mayor cobertura a la danza española y crear interés en el público que la conoce y que la desconoce", ha dicho.
Según ha explicado Najarro, este espectáculo está compuesto por cinco piezas de diferentes estilos, con el fin de mostrar en un único espectáculo lo que lleva intentando desde que asumió la dirección del BNE: "Que el público nacional e internacional descubra todos los estilos".
Por un lado, este espectáculo incluye la pieza 'Eritaña', estrenada en 1960 por Antonio Ruiz Soler, una coreografía de escuela bolera "corta pero absolutamente completa, que muestra el estilo antoniano: la rapidez del paso, los quiebros de cintura, la fuerza, la elegancia y la energía que muestra en la escuela bolera".
A ella le sigue 'Taranto (de la taberna del toro: estampa flamenca)', que se representará por primera vez desde que se dejó de interpretar por Antonio Ruiz. Para ello, se ha contado con la "valía artística y gran personalidad" de Esther Jurado, y en su recuperación se ha contado con la "lección de sabiduría y humildad" de la que fue la artista principal de la compañía, Carmen Rojas.
Otras de las piezas son 'El zapatero de Sarasate', que ha sido representada en varias ocasiones por el BNE; o 'Fantasía galaica', que ofrece una "visión vanguardista y personal" y una "estilización del floclore gallego" que Antonio Ruiz Soler puso en pie en 1956 con su ballet. "Es una joya de la danza española, con un paso a dos melancólico en el que dos bailarines hacen uso de vieiras como castañuelas", ha explicado.
Asimismo, en el espectáculo no faltará el clásico 'El sombrero de tres picos', estrenado en 1958, del que ha destacado la manera "magistral" de transmitir toda la historia, así como el "riesgo" que asumió al construir un "ballet argumental".
Najarro ha destacado que la creación de este proyecto ha llevado muchos meses de trabajo que no solo ha consistido en representar los ballets, sino que la compañía también se ha sumergido en el repertorio de la danza española y se ha dejado "guiar y ayudar" por maestros y coreógrafos que trabajaron con Antonio Ruiz Soler.
Por otro lado, ha destacado que para esta ocasión, el Teatro de la Zarzuela se ha vestido con carteles propios de los años 50, y que incluso los herederos del coreógrafo han cedido imágenes exclusivas que serán proyectadas durante la entrada del público.
Preguntado acerca de la firma de la prórroga de su contrato como director artístico del BNE, Najarro ha señalado que a día de hoy no ha firmado su prórroga.
PAROS A PARTIR DEL 18 DE JUNIO
El estreno de este espectáculo podría no producirse finalmente este sábado, puesto que el comité de huelga de los bailarines y músicos del BNE ha convocado paros a partir de esta fecha, que afectará a la representación en los días 18, 19, 25, 26, y 2 y 3 de julio, y cuentan con el apoyo de la totalidad de la plantilla, según señaló a Europa Press un portavoz de los trabajadores.
Entre sus peticiones, se encuentra la de modificar la naturaleza de sus contratos a una modalidad indefinida que les permita tener todos los derechos, algo que el INAEM ha manifestado que no pueden llevar a cabo de momento.
La directora del instituto, Montserrat Iglesias, ha señalado durante esta presentación que estos paros resultan "incomprensibles" puesto que se trata de una situación que no pueden resolver, aunque ha reconocido que "los bailarines necesitan mejoras diversas".
Iglesias ha recordado que el instituto que dirige se ha reunido este jueves con los bailarines y les ha pedido que se incorporen a un "proceso de diálogo" con la administración y siempre de la mano de sus representantes legales, que son los sindicatos que están en el Comité de Empresa.