Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barenboim y la West-Eastern Divan celebran este domingo en el Maestranza el décimo aniversario de la Fundación

Con motivo del décimo aniversario de la creación de la Fundación Pública Andaluza Barenboim-Said, la Orquesta West-Eastern Divan y el maestro Daniel Barenboim ofrecen este domingo 19 de enero, en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, la versión en concierto de la ópera 'Tristán e Isolda' de Richard Wagner. La formación acude al Gran Teatro Falla de Cádiz el próximo martes. Las entradas para ambas citas están agotadas.
Así, el programa estará dedicado al segundo acto de 'Tristán e Isolda'. Esta ópera de Wagner se interpretará en versión de concierto y contará con solistas líricos de primera línea mundial: Peter Seiffert, Iréne Theorin, Lioba Braun, Falk Struckmann y Graham Clark. Tras haber interpretado en anteriores ocasiones 'La Valquiria' de Wagner y Fidelio de Beethoven, la joven orquesta intercultural aborda de nuevo el repertorio operístico con 'Tristán e Isolda'.
Con motivo de este evento, Barenboim y Mariam Said, viuda de Edward Said, mantuvieron este jueves un encuentro con los medios en la localidad sevillana de Bormujos, donde desde el 12 de enero los jóvenes músicos árabes, israelíes y españoles han realizado su taller de convivencia y ensayos para preparar estos conciertos, en el marco del cual, el maestro expresó su "grandísimo agradecimiento" por la creación de Fundación "con fines culturales y humanos" y quiso dejar claro que ni los fines de ésta ni los del proyecto de la West-Eastern Divan "son políticos".
Fundación Barenboim-Said "no tiene nada que ver con política", pero "ha contribuido al desarrollo cultural en Palestina y en parte también en Israel", sobre todo en el caso "de la población no judía".
En este encuentro, Barenboim aseguró también que no se conseguirá "una dimensión total de este proyecto" hasta que la West-Eastern Divan "no pueda tocar en todos los países representados en la Orquesta". "El día que podamos tocar en Beirut, Damasco, Ammán, El Cairo y Tel Avi se llegará a la gran dimensión de este proyecto", opina el maestro.
En la rueda de prensa participaron también algunos de los músicos que forman parte de la West-Eastern Divan, y que estarán en el concierto de este domingo. Así, la linarense Cristina Gómez Godoy destaca el papel importante de los andaluces en la orquesta porque "aportan una visión diferente a unos y a otros, para que ellos --árabes e israelíes-- entienden que las cosas pueden ser vistas de otra manera", al tiempo que afirmó que "siempre tiene motivos humanos y musicales que la empujar a venir a esta cita".
En esta línea se expresó también la israelí Meirav Kadichevski, miembro de esta formación desde 2004, que aseguró que ésta tiene algo "muy especial" como darse cuenta de que "no hay una única realidad sino "muchas realidades". Por su parte, Jorge Monte de Fez, miembro desde 2010 y trompa en la Filarmónicad de la Scala de Milán, subrayó que su participación le ha hecho ver que "todos somos iguales a nivel humano y artístico", mientras que el libanés Nassib Ahmadieh, solista de violonchelo y con más de diez años en la Orquesta, calificó esta experiencia de "muy emocional".