Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beigbeder retoma el amor entre Salinger y Oona O'Neill en una novela llena de "juventud y horror"

El autor francés Frédéric Beigbeder recupera la historia de amor entre el escritor Jerome David Salinger y la hija del dramaturgo Eugene O'Neill Oona O'Neill --que acabó siendo la mujer de Charlie Chaplin-- en la novela 'Oona y Salinger' (Anagrama/Ara Llibres), una narración entre la realidad y la ficción con "juventud, fiesta, violencia, horror, literatura y cine".
En rueda de prensa este viernes en Barcelona, el autor se ha mostrado sorprendido por que no haya muchos escritores que se hayan interesado antes por esta historia: "Ha sido como una especie de milagro pasar cuatro años viviendo con estos personajes", ha dicho Beigbeder.
La novela está ambientada en el Nueva York de los años 40, cuando Salinger era un joven de 21 años que deseaba ser escritor y empezó a salir con la bella Oona O'Neill, una historia de amor que se vio interrumpida por la Segunda Guerra Mundial, durante la que Oona se casó con Charles Chaplin.
"Es un escritor misántropo y agorafóbico que me fascina", ha dicho el escritor sobre Salinger, que ha explicado que la novela tiene la misma estructura que 'Lo que el viento se llevó' y que, si bien planeaba ambientarla solamente en el Stork Club --el bar donde se conocieron los protagonistas-- ha terminado dando voz a personalidades como Ernest Hemingway, Truman Capote y Charlie Chaplin.
HISTORIA DE PRESENTE
Para el autor, haber descubierto esta historia fue como una mina de oro, donde todo son personajes increíbles que le han servido, a su vez, para interrogarse sobre el presente: "También hablo de mí mismo, de mi generación y del pasado en Francia".
"En realidad es un libro sobre el presente porque todo lo que sucede en la vida de estos personajes podría suceder el próximo año", ha dicho en referencia a los atentados de París, que, salvando las distancias, irrumpieron en la vida de jóvenes que estaban divirtiéndose y les proyectaron a un escenario de ultraviolencia, como ocurrió con esta pareja en la Segunda Guerra Mundial.
El autor, que acaba de cumplir 50 años --y ha bromeado con haber pasado de ser el 'enfant terrible' al 'vieux terrible' de las letras francesas--, ha explicado que el gran tema de la novela es cómo convertirse en escritor, porque sigue los pasos del joven Salinger intentando publicar, marcado por la guerra, el desamor y una tentativa de suicidio: "Toda la historia es en realidad la experiencia que le convierte en escritor".
Sobre Oona --a cuyos diarios no ha tenido acceso por deseo de la familia-- ha dicho que era muy melancólica y triste por la temprana separación de sus padres, pero que a la vez fue una chica muy divertida e inteligente y empezó a salir muy temprano convirtiéndose en "una 'it' girl de la noche neoyorquina de la época".
MÁS ALLÁ DEL PERIODISMO
Sobre el género de la novela, ha reivindicado que se trata de una 'faction', ya que toma hechos reales documentados y los rellena --un 10%-- con cosecha propia, una práctica que le está prohibida al periodista, historiador y documentalista: "La suerte de un novelista es poder ser un periodista y al mismo tiempo imaginar todo lo que piensan los personajes sin ninguna censura".
"Desde que oigo hablar de un tema prohibido o tabú siento que allí hay algo que hacer. Siempre tengo ganas de desobedecer y escribir los libros que no han sido escritos", ha explicado el autor, para el que éste consejo se desprende directamente del mismo Salinger, quien aconsejaba a los nuevos escritores que relataran el libro que les gustaría leer.
Sobre sus próximos proyectos, ha apuntado que ahora se siente con ganas de hablar del presente, misión para la que posiblemente recupere al personaje del creativo publicitario Octave Parango de su éxito '13,99'.