Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beyoncé quiere tomarse seis meses de descanso

La cantante Beyoncé, candidata a diez gramófonos dorados en los próximos premios Grammy, aseguró que pretende alejarse de la música "unos seis meses", en declaraciones que publica hoy el diario USA Today.
"Definitivamente es momento de tomarse un descanso, de recargar las pilas", afirmó la artista estadounidense, de 28 años. "Me gustaría tomarme unos seis meses y no entrar en el estudio. Necesito simplemente vivir la vida, encontrar la inspiración en las cosas de nuevo", añadió.
A pesar de lo segura que se muestra en su decisión, explicó que no puede evitar pensar en futuras canciones. "Va a ser lo más difícil del mundo convencerme de que no voy a grabar un disco ni un vídeo (...). Ya tengo todas estas melodías e ideas en mi cabeza. Pero tengo que decirme a mí misma: 'Siéntate, siéntate'".
Sin embargo, su aparición en los Grammy el próximo día 31 no corre peligro. Beyoncé logró nominaciones en las categorías de Mejor álbum ("I am... Shasha Fierce"), Mejor grabación ("Halo") y Mejor canción (letra) por "Single Ladies", así como numerosas menciones en Rhythm & Blues.
De ese álbum ha vendido 2,7 millones de copias, mientras que "Single Ladies", una de las canciones más populares del año, registró 3,5 millones de descargas digitales.
"Aún no lo he digerido", admitió Beyoncé, que recibió la noticia de sus diez candidaturas a los Grammy dos días antes de que su marido, Jay-Z, cumpliera los 40 años. "Estaba tan centrada en su cumpleaños que realmente no pienso en ello. Pero es un gran honor", apuntó.
En febrero la ex miembro del grupo Destiny's Child aún actuará durante dos semanas en América del Sur y El Caribe, para completar la gira mundial que la llevó a 110 ciudades.
"No quería actuar y permanecer en el hotel. Visité las pirámides de Egipto, vi la Gran Muralla china y las ballenas en mitad del océano en Australia (...). Tengo grandes recuerdos y realmente aprendí a disfrutar la vida", manifestó.
Tanto es así que cuando regresó a su hogar se hizo una promesa a sí misma e hizo una lista de cosas que quería hacer que no tuvieran relación con la música.
"Me prometí que no volvería a una gira o al estudio hasta que terminara de hacer esas cosas", concluyó.