Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boadella deja la dirección de los Teatros del Canal para "recuperar su vida personal, política y artística"

El dramaturgo Albert Boadella ha anunciado este jueves 30 de junio que deja la dirección de los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid para "recuperar su vida personal, artística, política y social porque un cargo público, quieras o no condiciona ciertas cosas y no se puede decir y hacer todo".
Tras la presentación de la temporada 2016-17 de los Teatros, Boadella ha asegurado que durante estos ocho años "ha tenido siempre la máxima libertad que se puede tener sorprendentemente, porque muchas veces los políticos tratan de intervencir en las cuestiones artísticas".
"Aquí han pasado ocho años sin que nadie me dijera nada de lo que tenía que hacer y esto ha sido un trabajo muy agradable en este sentido", ha dicho el antes ahora director de los Teatros del Canal.
Boadella ha manifestado a los periodistas que durante su dirección ha actuado cívicamente, pero él es un hombre "desobediente por naturaleza". "Soy cínico y serio y vuelvo otra vez a mi vida asilvestrada y así puede estar más con mi mujer. Puedo hacer mis cosas. De hecho, estoy escribiendo una ópera sobre Picasso, que va a ser muy polémica", ha avanzado.
Por otro lado, el artista catalán se ha mostrado "en desacuerdo" con la idea de la oposición en la Asamblea de Madrid de que su sucesor sea elegido por concurso público. "Yo jamás me presentaría a uno de este tipo. Creo que los políticos son los que tienen que mojarse, que para eso están elegidos, y decidir asesorándose quién tiene que ocupar un puesto de resposabilidad", ha dicho.
"Esto no es una cuestión económica o técnica como hacer un puente; esto es una cuestión artística y es responsabilidad del propio político. Hemos visto concursos en el caso del Teatro Español que se echa al director antes de acabar el plazo y no tiene ningún sentido", ha apostillado.
Albert Boadella ha recordado que durante sus años de gestión han pasado tres presidentes autonómicos. Del primero, quien le nombró el que le nombró, Esperanza Aguirre, ha dicho que le gustaba la zarzuela como a él y por eso "se entendía bien".
"Ignacio González nos dio libertad en estos teatros y nos dieron los medios máximos para que funcionara", ha añadido. Y respecto a Cristina Cifuentes, ha revelado que él hace un año le anuncio su marcha pero que la presidenta insistió en que se quedara un poco más.
"Estos ocho años han pasado sin darme cuenta, viajando mucho porque iba del territorio comanche (Cataluña) a la ciudad de la libertad, que es Madrid. Estoy un poco cansado pero ha sido un trabajo tan fantástico que hablaba de droga dura, pero me olvidaba que yo soy un artistas rebelde", ha concluido.