Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia pierde entre 5 y 10 sitios arqueológicos cada año por depredación

Fotografía de la "Puerta del Sol", un complejo arqueológico está ubicado en el altiplano de Bolivia a más 3.800 sobre el mar y es uno de los lugares más visitados del país gracias a sus ruinas preincaicas. EFE/Archivotelecinco.es
Bolivia pierde cada año entre cinco y diez sitios arqueológicos a causa de los embates climatológicos y por acciones humanas como el saqueo o la construcción de carreteras y edificios nuevos, advirtieron hoy expertos del área.
La alerta fue lanzada por la Sociedad de Estudios de Patrimonio Cultural y la carrera de Arqueología de la estatal Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), que iniciaron una campaña para preservar los 30.000 sitios arqueológicos existentes en todo el país.
Según un comunicado de estas entidades, los causantes de las pérdidas son acciones naturales como las inundaciones y movimientos tectónicos, pero también el saqueo de los sitios, la construcción de carreteras, edificios y represas y el tendido de gasoductos.
"La destrucción inmisericorde de los sitios poco o nada importa a las propias comunidades locales, herederas directas de este legado ancestral. Por su parte, las autoridades locales o gubernamentales se muestran inoperantes ante algunas acciones que degradan los sitios arqueológicos", denuncia la nota.
El arqueólogo Jedú Sagárnaga, uno de los promotores de la campaña, dijo a Efe que los 30.000 sitios arqueológicos del país están expuestos a esa depredación en diferentes grados.
Mencionó que la ciudadela prehispánica de Tiahuanaco, gran foco turístico del país, es uno de los sitios "más protegidos" y, pese a ello, piezas como la emblemática "Puerta del Sol" se deterioran por causas naturales y por la negativa de los campesinos del lugar de trasladarlas a museos donde se podría preservar su iconografía.
"Si eso ocurre en el principal sitio que es Tiahuanaco, imagínese lo que ocurrirá en los otros 29.999 sitios que no tienen tanta protección", alertó.
Los arqueólogos iniciaron esta semana una recogida de firmas para pedir a las autoridades que asuman acciones concretas para proteger los sitios amenazados.