Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Britney Spears exige media tonelada de cubitos de hielo para su concierto

La cantante estadounidense Britney Spears. EFE/Archivotelecinco.es
Media tonelada de cubitos de hielo para refrescos y 200 toallas de un solo color son algunas de las exigencias de Britney Spears para su concierto el próximo 19 de julio en la ciudad rusa de San Petersburgo, informó hoy la corporación PMI, organizadora del evento.
Spears viajará a la antigua capital imperial con un equipo de 200 personas entre artistas, personal, representantes e incluso cocineros, que prepararán la comida para todos los integrantes de su colectivo, precisó Marianna Liubina, relaciones públicas de PMI.
Agregó que entre bastidores estará prohibido el consumo de alcohol y que entre las exigencias de la cantante estadounidense figuran también un carrito motorizado para moverse por todo el territorio del Palacio de Hielo, donde tendrá lugar el concierto.
"Los accesorios para el camerino de Britney Spears se traerán desde el extranjero. Además del camerino personal, el Palacio de Hielo deberá contar con camerinos para los artistas que participan en el espectáculo", señaló.
El Palacio de Hielo acogerá un espectáculo único con muchos efectos especiales, decorados en movimiento y pantallas, agregó Liubina, y señaló que todo el material para el concierto será transportado en un total de 34 camiones.
La estrella del pop presenta en San Petersburgo, en el marco de su gira mundial "Circus", un concierto inspirado en el mundo del circo, por lo que contará también con artistas circenses.
El escenario será redondo y los espectadores serán colocados alrededor del mismo.
Además, directamente frente al escenario habrá una zona exclusiva con un número limitado de localidades, los "Love seats" (asientos del amor), unos sofás de dos plazas, según la agencia Interfax.
La "princesa del pop" llegará a la antigua capital de los zares poco antes del concierto y abandonará el país tras finalizar el espectáculo, por lo que sólo pasará unas pocas horas en San Petersburgo y no hará turismo.