Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Bulli cerrará sus puertas de cara al público durante 2 años pero seguirá creando

El cocinero español Ferrán Adriá ha anunciado que su restaurante El Bulli, tres estrellas Michelín, estará cerrado al público los años 2012 y 2013, si bien esto no significa su retirada, ya que los fogones del local seguirán encendidos para continuar trabajando en la creación gastronómica.
"Vamos a trabajar todo lo posible para que la cocina española siga ahí arriba" y a "seguir haciendo creatividad", ha asegurado, aunque sin tener "ni idea" ni del formato ni de la financiación.
Adriá ha explicado que su reto es saber si hay "más allá" en el porvenir de la alta cocina, aunque el formato actual de su restaurante "se ha acabado", y ha dicho que necesita ese cierre para "reorganizar cómo será a partir del 2014".
"Hay que definir y saber muy bien lo que es la alta cocina", ha aseverado el cocinero, quien ha rechazado que este concepto no dé más de sí, como prueba el hecho de que las estrellas Michelín se hayan multiplicado: "al menos quedan diez años más de creatividad, que no se debe confundir con ruptura, algo que ya se dio en los noventa".
"Está claro que cuando volvamos no va a ser igual. Pero ojo, que no van a ser años sabáticos", ha agregado.
"A partir del 2014 El Bulli va a ofrecer comida de alguna manera, seguro", ha insistido, y ha negado que la presión de las estrellas que otorga la guía Michelín le haya hecho tomar esta decisión, toda vez que necesita "presión para crear, porque sin presión no hay creatividad".
Arropado en la rueda de prensa por otros afamados cocineros españoles -Juan María Arzak, Pedro Subijana, Joan Roca o José Andrés- Adriá ha considerado que El Bulli no es "un dogma de la alta cocina, porque cada negocio es un mundo".
La decisión tiene, además, un componente personal. "No sé estar sin hacer nada, pero también nos merecemos normalizar nuestras vidas después de 25 años", ha comentado.
El Bulli, situado en Cala Montjoi (Rosas, Gerona), está considerado el mejor restaurante del mundo, galardón que le ha otorgado la revista "The Restaurant Magazine" varios años consecutivos. IM