Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CaixaFòrum pasea del impresionismo a la modernidad con obras maestras de la Phillips Collection

Piezas de Kandinsky, Degas, Rothko, Monet, Braque, Matisse, Cézanne y Sisley acaparan las miradas de la exposición
El CaixaFòrum de Barcelona muestra el "paseo" del impresionismo a la modernidad y contemporaneidad en una exposición de 60 obras maestras de 40 artistas norteamericanos y europeos integrados en la Phillips Collection con piezas de Kandinsky, Degas, Monet, Braque, Matisse, Cézanne, Sisley y Rothko, entre otras.
Lo han explicado la directora adjunta de la Fundación Bancaria La Caixa, Elisa Durán, y la comisaria y conservadora de la Phillips Collection, Susan Behrends Frank, en la rueda de prensa de presentación de la exposición 'Impresionistas y modernos. Obras maestras de la Phillips Collection', que refleja el tránsito de la pintura desde el siglo XIX hasta la segunda mitad del XX.
La exposición, que se podrá ver hasta el 19 de junio y desde julio en CaixaFórum Madrid, abarca 175 años de historia en seis ámbitos temáticos que, si bien se articulan cronológicamente a grandes rasgos, responden a una estructura por bloques que refleja la "riqueza de miradas" en un mismo periodo y rehuyen los esquemas de un libro de texto.
La primera sala 'Clasicismo, romanticismo y realismo', la más clásica e histórica, arranca con 'El alzamiento' de Honoré Daumier sobre una revolución en la década de los 40 del siglo XIX como una declaración de intenciones del coleccionista Duncan Phillips (1866-1966), artífice del primer museo dedicado al arte moderno en EE.UU. y que fue inaugurado en 1921.
La exposición se inicia con una selección de obras de los principales artistas de principios del XIX con obras de Delacroix y Ingres --grandes rivales que dialogan en la misma sala--, seguidos de Courbet y Manet, así como una selección de piezas paisajísticas de Van Gogh, Cézanne, Monet y Sisley.
Según ha explicado la comisaria, la mirada al paisaje cambia con el artista moderno que deja de inspirarse en paisajes idílicos y pasa a plasmar las escenas naturales que tiene frente a su casa o su villa, algo que se inició con el realismo de Courbet y que siguieron Corot y Monet, además de un Constable convertido en un "pre-impresionista".
LAS BAILARINAS DE DEGAS
En el ámbito del 'Impresionismo y postimpresionismo' aguarda un papel destacado el autorretrato de Cézanne --que sería uno de los cuadros que Phillips se llevaría si el museo entrara en llamas-- y 'Las bailarinas en la barra' de Degas, como una de las "piezas extraordinarias" de la colección, ha subrayado la comisaria.
El tercer ámbito temático versa sobre 'París y el cubismo', abordando la capital francesa como "la ciudad de la luz" y sinónimo de los artistas de la modernidad, como Picasso y Braque como algunos de los exponentes más claros, ha subrayado la conservadora, que ha destacado la presencia de 'La habitación azul' de Picasso por ser una de las primeras obras de su época azul, además de una de sus piezas más inspiradoras para ella.
A estos ámbitos le siguen los de 'Intimismo y arte moderno', con obras de Bonnard, Vuillard y una obra tardía y "significativa" de Matisse --'Interior con cortina egipcia'---, seguido del de 'Naturaleza y expresionismo' con el lirismo aportado por las piezas de Kandinsky y Kokoschka, además de Dove y O'Keeffe y el de 'Expresionismo abstracto' con lienzos de Guston, Pollock, Rothko y Motherwell.
"Siempre pedimos que se construya un relato para contar al público una historia de la forma más pedagógica y didáctica, pero esto deja de tener sentido cuando encima de la mesa te encuentras este número de obras apabullante", ha subrayado Durán al inicio de la presentación.
"La Phillips Collection constituye un paseo imprescindible por el arte moderno y la vanguardia", ha destacado Durán, que ha situado la Phillips como una de las colecciones más importantes del mundo con un fondo de 4.000 obras, respecto a las 2.500 de la National Gallery.
OBRAS INÉDITAS EN BARCELONA
Del conjunto de obras que componen la exposición, que se ha podido ver antes en Roma, 'La habitación azul' de Picasso y el cuadro 'Cavallos saliendo del mar' de Delacroix son de los pocos cuadros que se han podido ver antes en la capital catalana en otra exposición, siendo el resto obras inéditas en la capital catalana.
El director de Iniciativas Especiales de la Phillips Collection, Joseph Holbach, ha pedido a los visitantes "que le dediquen tiempo" a visitar esta exposición, para que realmente puedan experimentar un descubrimiento y mantener una experiencia personal.
Phillips fue pionero en adquirir obra de Bonard, y en su colección también cuenta con un Greco, además de un cuadro de Miró, ha señalado la conservadora y comisaria, que ha defendido que el coleccionista tenía convicciones firmes: "Creía que el arte nos puede cambiar, porque es un lenguaje universal que todos compartimos y que va más allá de países, cultura y los tiempos".