Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carla Bruni en Venecia sin Sarkozy

Se esperaba que el presidente francés acompañara a su esposa, pero no fue así. Carla Bruni llegó a Venecia sola para asistir a un concierto en homenaje a su padre. La actividad tenía por objetivo celebrar la donación de los archivos artísticos de Alberto Bruni-Tedeschi (1915-1996), industrial y coleccionista de arte, a la Fundación Cini de Venecia.
El padre de la primera dama de Francia cedió todo su material musical, partituras, cofres de discos además de su correspondencia con otros músicos, y fotos de obras musicales y de ballets.

Este hecho se ha formalizado con "Misa para la misión de Nyondo" interpretada por la orquesta de Zagreb (Croacia), a la que asistió Carla Bruni y toda la familia.
La madre de Bruni, Marisa, elogió el gesto de su marido y explicó que así su obra quedará viva. La familia de la primera dama de Francia no es ajena a la filantropía.
En 2005 donó una colección de miniaturas antiguas al museo de Palazzo Madama en Roma y en 2007 subastaron en la casa Sotheby,s de Londres una colección de cuadros y objetos antiguos, con cuyos fondos financiaron la fundación dedicada a Virginio Bruni, hermano de Carla.
Carla Bruni creció junto a sus hermanas Valeria y Virginio y sus progenitores hasta que en 2006 y tras la muerte Alberto Bruni se enteró que éste no era su padre biológico, sino que nació de una relación que su madre mantuvo con Maurizo Remmert, ex guitarrista que vive desde hace tiempo en Brasil.