Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El profesor de historia José Luis Corral compara a Rajoy con Carlos V, Sánchez con Cisneros y a Iglesias con Francisco I

Presenta 'Los Austrias. El vuelo del águila' (Planeta), "el periodo más convulso de la historia de España" El profesor titular de Historia Medieval en la Universidad de Zaragoza (España) José Luis Corral ha presentado 'Los Austrias. El vuelo del águila' (Planeta), libro de ficción histórica en el que retrata los enfrentamientos por el trono de Castilla y de Aragón tras la muerte de Isabel la Católica en 1504 y ha asegurado que existe un paralelismo entre aquellos años y la España actual.
Presenta 'Los Austrias. El vuelo del águila' (Planeta), "el periodo más convulso de la historia de España"
El profesor titular de Historia Medieval en la Universidad de Zaragoza (España) José Luis Corral ha presentado 'Los Austrias. El vuelo del águila' (Planeta), libro de ficción histórica en el que retrata los enfrentamientos por el trono de Castilla y de Aragón tras la muerte de Isabel la Católica en 1504 y ha asegurado que existe un paralelismo entre aquellos años y la España actual.
De hecho ha comparado al actual presidente en funciones de España, Mariano Rajoy, con Carlos V, tanto por su aspecto físico (barba y mandíbula) como por su "alelamiento intelectual". "Carlos V era un poco alelado y da la sensación de que Rajoy, en algunas cuestiones, es un poco alelado", señala al respecto. En cuanto a Sánchez, dice que podría parecerse al Cardenal Cisneros, Rivera al Duque de Alba e Iglesias al rey francés Francisco I.
A su juicio, existe un paralelismo entre aquellos años y la España actual, pero la diferencia, tal y como comenta, es que hace 500 años los reyes se envenenaban literalmente, cuando en la actualidad, "de momento, parece que entre los políticos no existe el envenenamiento físico", aunque "sí el moral".
"En los instrumentos hemos cambiado, pero la forma de actuación no es muy diferente, en el sentido de la ambición por el poder", añade Corral, que insiste en que si se cambiasen algunos nombres históricos por nombres actuales, "las cosas quizá no cambiarían tanto". "Parecería que estamos leyendo una crónica de sucesos actuales", dice.
Preguntado sobre si esta época sería una especie de 'Juego de Tronos' a la española, el historiador admite que "dicen que se parece", ya que existe ese "paralelismo por la lucha del poder", pero confiesa que ni ha leído los libros ni ha visto la serie de televisión. "Me aburrió en la página diez", comenta sobre la obra literaria de George R. Martin.
Sobre la época del libro, el escritor aragonés ha asegurado que, a su juicio, se trata del "periodo más convulso de la historia de España". Así lo ha afirmado este miércoles 2 de junio en Tordesillas (Valladolid) durante una entrevista a Europa Press con motivo de la presentación del libro.
Según ha indicado Corral, este periodo, que abarca los años 1504, fecha en que se produce la muerte de Isabel la Católica, y 1519, año en que Fernando el Católico recibe la noticia de que va a ser emperador, convirtiéndose así en "el hombre más poderoso del mundo", es una época de "intrigas, confabulaciones, engaños, pactos políticos y alianzas".
"Es ahí cuando aparecen los Austrias para hacerse cargo de ese vacío de poder que queda en Castilla", ha señalado el autor, que indica que fueron "años cruciales, años decisivos que han ido condicionado el devenir de la historia de España en los últimos cinco siglos".
La llegada de esta dinastía en España, "la familia más poderosa del mundo" según el escritor, se encauzó gracias al matrimonio en 1496 entre Felipe I el Hermoso, que era hijo de Maximiliano I y María de Borgoña, y Juana la Loca, hija de los Reyes Católicos. Los Austrias, originarios de Suiza, trajeron a España "una nueva concepción del mundo", cuando España "era un mundo más cerrado y cuyo horizonte vital era ganar tierra a los musulmanes", como bien ha remarcado el escritor.
A pesar de que estas figuras históricas son muy estudiadas en España, Corral apunta que los libros de Historia apenas dedican espacio a este periodo, porque "no interesaba contarlo" debido a que "rompía el esquema de unidad". "Esa imagen de una España desunida no cuadraba con la historia oficial, y por eso este periodo fue tan orillado, olvidado y, en cierto modo, ocultado a los ojos de los españoles", ha incidido.
En este sentido, asegura que los personajes históricos, sobre todo los de la Edad Media, son presentados "desde la distorsión del poder", pero esto también es algo que sucede hoy en día. "Seguramente Juan Carlos I no es como nos lo presentaba la prensa rosa en los años 90, ahora parece que tiene otro perfil", ha puesto de ejemplo.
Para el zaragozano, la ficción histórica tiene un cometido con el lector, que es el de "despertar la conciencia del lector de historia". En el caso de aquellos que no les guste la historia, el autor recalca que el objetivo es "acercar" este género, mientras que a historiadores y gente que sí entiende de ello, este tipo de literatura tiene el objeto de "divertir". En cualquier caso, afirma que la ficción ha de tener rigor histórico, pero que ante todo lo que prima es el espectáculo.
EL TORO DE LA VEGA EN LA EDAD MEDIA
Precisamente, Tordesillas es uno de los escenarios principales de este periodo histórico (por ejemplo, Juana la Loca fue encerrada en el palacio de esta localidad vallisoletana, donde acabó muriendo en 1555), célebre por el Tratado que se firmó en 1494 con el objeto de establecer una división del nuevo mundo, América, recién descubierta por Cristóbal Colón en 1492. El acuerdo fue suscrito por Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, y Juan II de Portugal.
Pero si por algo es conocida esta localidad castellana es por la controvertida festividad del Toro de la Vega, tradición cuyos orígenes se remontan a la Edad Media. Aunque el escritor admite que no ha investigado sobre este asunto, sí que conoce que este tipo de festividades no eran algo "exclusivo" de Tordesillas.
"En el siglo XIV y XV las corridas de toros de todo tipo eran el espectáculo habitual. Todos los pueblos importantes celebraban corridas de toros: Valladolid, Palencia, Burgos, Zaragoza, Valencia, Sevilla...", ha descrito Corral, que explica que cuando un rey llegaba a una ciudad, normalmente le ofrecían como espectáculo una corrida de toros, y esto sí lo refleja en su libro.
"En Tordesillas se ha mantenido el Toro de la Vega, quizá al estilo medieval, de la Baja Edad Media, y no sé de qué época eran los primeros documentos, pero en el siglo XVI en Tordesillas, había espectáculos relacionados con el toro tan macabros como el actual", dice el aragonés, que a su juicio, considera que "el problema es que las tradiciones cambian y en la mayor parte de los pueblos de España han desaparecido o han cambiado esas tradiciones".
Así, ha reivindicado la modernización del Toro de la Vega. Según indica, o bien debería desaparecer, porque asegura que las tradiciones, "porque se cambien no se pierden", o bien "simplemente se adecúan a los tiempos".
"Sería estupendo que Tordesillas, que tiene un patrimonio espectacular y una historia absolutamente fascinante, fuera conocida por otras razones, y no sólo por este espectáculo del Toro de la Vega, que a mí desde luego no me convence", ha concluido.