Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmelo Gómez será el alcalde de Zalamea en el Teatre Lliure de Barcelona

El actor Carmelo Gómez se convertirá en el protagonista de 'El alcalde de Zalamea' de Pedro Calderón de la Barca a través de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que se podrá ver a partir de este jueves y hasta este domingo, ha explicado el director del teatro, Lluís Pasqual, este miércoles en rueda de prensa.
Helena Pimenta, que es la directora del montaje, vuelve a enfrentarse, por segunda vez, a un texto clásico del Siglo de Oro que "es muy dolorosa y tiene unas atmósferas tan sutiles, donde los actores están impecables", ha apuntado Pimenta.
"Esta obra es un homenaje al ser humano con su lucha para ir de la parte oscura a la clara, para encontrarse y perderse", ha continuado Pimenta, que desde 2011 dirige la compañía.
'El alcalde de Zalamea' es un drama de honor que aborda los excesos que la soldadesca impone contra los ciudadanos: "Es una gran tragedia sobre el abuso del espacio del otro, a través de una mezcla maravillosa entre la sonrisa y la lágrima, el gesto duro de la violencia y el amor", ha manifestado Pimenta.
"El alcalde es el eje, pero lo que ocurre tiene mucho que ver con su hija y su relación con ella como padre. Quizás tendría que llamarse 'La hija del alcalde de Zalamea", ha bromeado la directora.
MÚSICA Y DANZA
"La presencia de la música popular es muy importante, como la música que acompaña las emociones", ha añadido la directora sobre el trabajo que ha hecho Nacho García.
"Con Nacho García trabajamos durante meses antes, y la sugerencia fue apostar por la música popular de todo el Mediterráneo, que llegaba hasta Portugal", ha explicado Pimenta sobre las canciones que conforman la banda sonora de la pieza.
"A parte del tema del Mediterráneo, también hay música de vihuela, un instrumento muy utilizado en la época en qué se enmarca la pieza", ha explicado Juan Carlos de Mulder.
"Las jácaras que se cantan eran historias de rufianes, como la que canta la actriz Clara Sanchis sobre un navajero", ha manifestado la directora.
Sobre el trabajo de las actores, la directora ha apuntado que es muy "físico y parece como si estuviera todo coreografiado ya que hay actores que bailan un poco, aunque las partes difíciles las hacen los bailarines".
PATRIMONIO DRAMATÚRGICO
La misión de la compañía es analizar nuestro patrimonio dramatúrgico del Siglo de Oro, y éste es uno de los textos más importantes de Calderón, que entendemos como una obra que está pegada a la tierra, a diferencia de 'La vida es sueño", ha explicado Pimenta.
La actriz Nuria Gallardo, que forma parte del elenco junto a Carmelo Gómez, Joaquín Notario y Clara Sanchis, entre otros, ha explicado la división de los personajes femeninos: "Hay dos estamentos, unas que viven tranquilas en el mundo del campo y otras que viven en un mundo de hombres".
Este montaje es la cuarta vez que la Compañía Nacional de Teatro Clásico lleva a los escenarios, ya que en 1988 lo hizo José Luis Alonzo, en 2000 lo hizo Sergi Belbel, y en 2010 el director Eduardo Vasco.