Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina Cerezuela y Jaime Anglada debutan en Madrid sin la presencia de los Reyes Felipe y Letizia

El pasado mes de mayo Carolina Cerezuela anunció que estaba dispuesta a dar un giro a su carrera, dando el salto al mundo de la canción de la mano de Jaime Anglada, el cantautor favorito de Felipe VI y Letizia. Este sorprendente dúo musical ha debutado en Madrid con su primer trabajo discográfico en el Café Libertad, un lugar con lleno de significado para ambos.
Con un look muy rockero y vestidos de riguroso negro, ambos posaron muy sonrientes, minutos antes de presentar su primer disco. Instantes después ofrecían un maravilloso recital ante sus decenas de fans allí congregados.
El mallorquín será el encargado de componer y de compartir el micrófono con la actriz y presentadora. Aunque llevan meses preparando este proyecto con sigilo, ambos ya han desvelado parte de su química al público. Lo hicieron la pasada primavera, cuando la presentadora irrumpió de manera 'espontánea' en algunos recitales de Anglada, como ocurrió el 9 de abril en la sala La Movida de Palma o un día después, en el local barcelonés Kotton Club.
Carolina Cerezuela inicia así una nueva andadura desde que se propuso formar una familia con Carlos Moyá, compuesta por los pequeños Carlos, Carla y Daniela -de cinco, dos años y diecinueve meses, respectivamente-. Por su parte, Jaime también da un "cambio enorme" desde que debutara el año 1996 con el álbum 'Dentro de la noche'.
Pese a que el cantautor ha publicado un total de nueve discos, su popularidad se disparó a raíz de su amistad con Felipe VI y Letizia, con los que ha compartido momentos de navegación en aguas baleares. Esta relación se ha reforzado en los famosos conciertos del mallorquín en el Real Club Náutico de Palma, citas que no se han perdido nuestros monarcas en los últimos veranos.