Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castella hospitalizado tras triunfar en Algeciras

Castella corto cuatro orejas y sufrió una aparatosa cogidaEFE
Gran tarde de toros en Algeciras. La corrida del pasado sábado ha estado marcada por el martirio, a pesar del triunfo de cuatro orejas de Castella, que ha sufrido una cogida de gravedad, la sublimación del toreo de Manzanares, y el ultraje a Manuel Díaz "El Cordobés".
La figura de José Tomás proyectaba su sombra en la tarde mucho antes de comenzar el festejo. Anunciado en el cartel original, la expectación por verle era tan grande que las entradas se agotaron rápidamente. Pero el madrileño no pudo comparecer al no estar restablecido de las graves cornadas que sufrió hace dos semanas en Las Ventas, y aunque hubo muchas entradas devueltas, el público terminó aceptando el cambio.
La de Manzanares ha sido sin duda una gran faena. Sin ninguna posibilidad en su acabado primero, que apenas tuvo cuatro embestidas, y a empujones. En el sexto ha toreado con extrema majestuosidad por el temple, la estética y la profundidad, consiguiendo dos orejas.
Otro protagonista de cara y cruz, ha sido Sebastián Castella, triunfador con cuatro orejas, y herido en el último momento de su segunda faena. Un Castella marcado por los pocos éxitos que ha conseguido esta temporada, al que al final le salieron las cosas. Favorecido en el sorteo -el primero de su lote fue el más toreable de la corrida con diferencia-, pero también y sobre todo por su propia capacidad técnica y artística, amén de la magnífica puesta en escena que tuvo.
El quinto, manso sin disimulo, le obligó a pensar y a arrimarse. La cornada llegó en lo accesorio. El torero en un gesto emotivo se resistió a pasar a la enfermería hasta no meter la espada y ver doblar al enemigo. La impresión fue grande. Y por fin las dos orejas a manos de su cuadrilla. Castella ha tenido que ser operado de "herida en la cara antero-interna del tercio inferior del muslo derecho con trayectoria ascendente de 20 centímetros, afortunadamebte su pronóstico no es grave.
Otro que jugó un papel notable en la tarde fue "El Cordobés", emblemático y gran comunicador. Ha toreado muy bien. En su primera faena, dechado de buena técnica, a un toro que no pasaba de las medias arrancadas, se le premió con una oreja. Sin embargo, en el cuarto el presidente le pasó factura por los "ranazos" y no le ha concedido ningún trofeo lo que acabó con un gran abucheo al palco.