Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castro Urdiales acoge este viernes la Pasión Viviente

Castro Urdiales acoge este Viernes Santo, 25 de marzo, la 'Pasión Viviente', una representación de las últimas horas de Jesucristo, en la que toman parte centenares de vecinos y que congrega a miles de visitantes en cada edición.
El casco histórico de esta villa cántabra retrocede más de 2.000 años para revivir el viacrucis de Jesús. A lo largo de más de cuatro horas se escenificarán los momentos más dramáticos vividos por Cristo.
Al pie de la iglesia gótica de Santa María, la Atalaya o el Ayuntamiento se representan escenas de la Última Cena, el juicio del Senado judío, el arrepentimiento de Judas, la Crucifixión, la Muerte, el Descendimiento o la Resurrección.
Los comienzos de la representación de la Pasión Viviente se remontan al año 1984, cuando un pequeño grupo de amigos, en un campamento de verano dirigido por el sacerdotes Luis Campuzano, decide embarcarse en la aventura de representar la vida de Cristo con personajes vivientes.