Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chris Martin asume la culpa de su separación con Gwyneth Paltrow: "Si no te abres, no aprecias la maravilla que tienes"

Gwyneth Paltrow y Chris Martin decidieron poner fin a su larga relación de 10 años hace ya un mes. Ahora, el componente del grupo Coldplay se ha pronunciado en una entrevista que concedió a la emisora BBC Radio 1. En sus declaraciones Chris se sincera y se echa sobre la espalda el peso de su ruptura "No puedo culpar a nadie", "Si no puedes abrirte, no puedes apreciar la maravilla que tienes. Es posible que estés con alguien maravilloso, pero por tus propios problemas no puedes disfrutarlo como deberías".
Ambos son padres de Apple, de nueve años, y Moses, de siete. Su separación fue publicada por la actriz en su página web Goop. "Con nuestros corazones llenos de tristeza hemos decidido separarnos". "Llevamos trabajando duro más de un año, a veces juntos, a veces por separados, para ver lo que podría suceder con nosotros, y hemos llegado a la conclusión de que, aunque nos queremos mucho, nos mantendremos separados". En este comunicado no dejaban claro los motivos de su separación, pero ahora el cantante ha esclarecido todas las causas.
"Hace dos años yo era un desastre, realmente, porque no podía disfrutar de los buenos momentos ni de las cosas maravillosas que me rodeaban porque estaba agobiado. No puedo culpar a nadie más que a mí. No diría que estaba quebrado, sino que era más que nada algo de madurez", explicó el británico. Sus problemas personales le impidieron poder llevar su relación con su mujer por buen puerto y no tiene reparos en sincerarse.
"Si no dejas que el amor llegue a ti, no puedes entregarlo tampoco". Chris ha entonado el "mea culpa" y ha sacado a la luz su coraza que le impedía abrirse del todo al amor. A pesar de esta separación, los dos padres quieren lo mejor para la familia y por eso no tienen rencores entre ellos.