Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chris Ruen, autor de '#Gorrones': "Los artistas aún tienen miedo a pronunciar la palabra piratería"

"Los grandes artistas están enfadados con las descargas ilegales, porque de esa forma se devalúa la música, pero tienen miedo a usar la palabra piratería, es así de ridículo", ha manifestado este jueves el periodista Chris Ruen, autor del libro '#Gorrones' (Ediciones Quinto 20), en el que aborda las consecuencias que tiene el tráfico ilícito de contenidos culturales.
El autor ha hecho estas declaraciones durante una entrevista concedida a Europa Press, con motivo de su visita a Madrid, donde presenta este libro, invitado por la Coalición de Creadores. Al acto acuden la directora de la entidad, Carlota Navarrete y el presidente de Promusicae de la Coalición, Antonio Guisasola, entre otros.
Ruen considera que la piratería es un tema "grave" porque hay "un gran número de fans" que descarga contenido de manera ilegal. En Estados Unidos, según ha señalado, la cifra alcanza los 57 millones de personas, algo que cree que "coloca a los artistas en una posición incómoda a la hora de negociar".
En este sentido, ha señalado que a pesar del crecimiento del número de usuarios de 'streaming', no cree a quien dice que estas plataformas combaten la piratería porque "no hay pruebas evidentes" y el tráfico ilegal continúa. De hecho, agrega que "las suscripciones no son ahora un gran negocio" y ve en la supervivencia de estas compañías "una pregunta abierta".
Artistas como Taylor Swift o Jay-Z ya han comentado a sus fans que "si van a pagar seis dólares por una botella de agua pueden comprar un disco, que lleva mucho trabajo y es un documento increíble". Por ello, cree que si existe un cambio en su discurso y se sienten cómodos apoyando el cambio las cosas serán diferentes pronto. Eso sí, advierte que ocurrirá "mientras luchen la batalla correcta".
"MERCADO NEGRO"
Uno de los temas que Chris Ruen aborda en '#Gorrones' es la excusa de Internet como "lugar comercial" y la "confusión" que a su juicio supone. "Pagamos para usarlo, está lleno de publicidad y tiene componentes financieros. Todo es dinero y, por este motivo, hay gente que podría justificar la piratería y la ausencia de daño que eso provoca", ha dicho.
Sin embargo, en las páginas de este libro argumenta que hay un sistema en el que el usuario participa y es un "mercado negro que favorece unos ingresos que deberían ir destinados a los artistas, pero que van a los propietarios de páginas web piratas y otras corporaciones".
Asimismo, señala que es el creador quien tiene los derechos y es "su decisión" qué es lo que hace con ellos. En este punto, afirma que "un tema clave" es la figura de los intermediarios, algo que es decisión del artista porque, en la gran mayoría de los casos, mejora su carrera, por lo que no cree que se pueda justificar la crítica a los profesionales que trabajan para acerca la creación.
"No digo que siempre sean perfectos, pero son trabajadores y ayudan a promocionar al artista. "Esa inversión es importante, porque una de las consecuencias de internet es que todo mundo tiene las mismas posibilidades, así que los artistas han de tener a alguien que les ayude a destacar y eso supone dinero y tiempo", explica.
En España, el Estado dejó de ingresar 1.648 millones de euros en impuestos por la piratería entre 2012 y 2014 y el perjuicio económico causado por la piratería en este período sumó un acumulado de 54.601 millones de euros en valor de los contenidos pirateados, según el balance de la Coalición de creadores e industrias de contenidos.