Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de postales de Walker Evans se exponen en el museo de Nueva York

Cientos de postales ilustradas que el fotógrafo estadounidense Walker Evans coleccionó durante 60 años y que ejercieron una gran influencia en la composición de sus instantáneas se exponen desde hoy en el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York.
La muestra "Walker Evans y la postal ilustrada", que se podrá ver hasta el 25 de mayo, exhibe por primera vez 750 litografías en forma de postal que el fotógrafo (1903-1975) coleccionó a lo largo de su vida y que datan de entre 1905 y finales de los años veinte.
"Evans fue un documentalista urbano que apreciaba la sencillez de los objetos y las postales no son más que documentales de la calle que muestran una visión simple y cotidiana del mundo", explicó a Efe Jeff Rosenhein, comisario de la exposición.
El artista de Saint Louis (Missouri) está considerado el creador del estilo documental en la fotografía estadounidense y siempre defendió que las postales capturaban una parte de su país que no captaba ningún otro medio.
"A Evans le gustaba la idea de que las postales mostraran una visión democrática de la cultura estadounidense y trató de aplicar este concepto a sus imágenes, fotografiando el presente como si fuera el pasado", añadió Rosenhein.
El fotógrafo desarrolló su afición por las postales durante la infancia y desde entonces reunió todo tipo de ilustraciones que representan la realidad estadounidense de principios del siglo XX.
A través de estos dibujos, la exposición presenta la gran influencia que la postal ilustrada ejerció sobre el fotógrafo y su desarrollo artístico, que principalmente se centró en escenas cotidianas de ciudades y pueblos de Estados Unidos.
Algunas de las postales que se exponen pertenecen a la correspondencia del artista con sus amigos y familiares, y abarcan motivos tan variados como caricaturescos, históricos o incluso eróticos.
Sin embargo, el grupo más extenso muestra representaciones de paisajes urbanos de Estados Unidos.
Junto con estas ilustraciones se presentan también los tres ensayos que el artista publicó sobre el arte de la postal, así como un conjunto de fotografías poco convencional que Evans imprimió en 1936 en papel fotográfico a modo de postal.
El conjunto de piezas expuestas pertenece al mismo Museo Metropolitano, que en 1994 adquirió el Archivo Walker Evans, compuesto por más de 9.000 postales del fotógrafo y cerca de 30.000 negativos en blanco y negro, y 10.000 en color y transparencias.
A lo largo de su vida, Evans coleccionó documentos impresos, madera tallada, tiradores de latas de bebida y señales de tráfico, pero sólo las postales influyeron de manera notoria en su trayectoria artística en el mundo de la fotografía.