Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cindy Kimberly, la española que enamoró a Justin Bieber, ya es modelo en la MFSHOW

Hace dos meses que Cindy Kimberly revolucionó las redes sociales por culpa de Justin Bieber y ya empieza a sacar tajada de ello. La chica de la que se quedó prendado el cantante tras ver una foto suya en Instagram -o eso cuenta la leyenda-, ya ha hecho su primer photocall. ¡Estaba tardando! Con una belleza que recuerda a la de Irina Shayk y Sara Carbonero, la joven, que cuidaba niños para sacarse un dinero extra y poder pagarse sus estudios de Bellas Artes, ha cambiado de objetivo y ahora lo que quiere es ser modelo.
Hace dos meses que Cindy Kimberly revolucionó las redes sociales por culpa de Justin Bieber y ya empieza a sacar tajada de ello. La chica de la que se quedó prendado el cantante tras ver una foto suya en Instagram -o eso cuenta la leyenda-, ya ha hecho su primer photocall. ¡Estaba tardando!
Con una belleza que recuerda a la de Irina Shayk y Sara Carbonero, la joven, que cuidaba niños para sacarse un dinero extra y poder pagarse sus estudios de Bellas Artes, ha cambiado de objetivo y ahora lo que quiere es ser modelo.
Hace solo unos días que ha fichado por la prestigiosa agencia de modelos Uno Models, a la que también pertenecen Alba Galocha o Rocío Crusset, la hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, y ya ha participado en una pasarela. Eso sí, no como modelo.
Cindy Kimberly, que es de origen holandés pero vive en Denia y a juzgar por lo que cuenta en sus tuits y sus fotos en Instagram, es muy consciente del potencial de su sensuales rasgos(escribe frases como: "me encantan mis labios"), pasó de puntillas por la MFSHOW. La chica que le robó el corazón a Justin Bieber no desfiló, pero sí posó en el photocall como embajadora de TRESemmé, firma de productos para el cabello que patrocina la pasarela, pero no dio declaraciones. ¡Una lástima! Con lo que nos hubiera gustado escuchar en qué acabó el culebrón Believer.