Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cine comprometido tras el glamouroso arranque de Cannes

'Leonera' ha sido el filme encargado de abrir el segundo día de Cannes. Un drama del director argentino Pablo Trapero cuenta la historia de una joven encarcelada y la relación con su hijo. Martina Gusman realiza una interpretación llena de matices en su papel de Julia, la joven acusada del asesinato de su novio aunque las circunstancias de ese suceso no están del todo claras, pero que le lleva a la cárcel, donde nacerá su hijo Tomás.
La película fue rodada en centros penitenciarios reales. La prisión de Olmos aparece en la cinta y significa para Trapero una cárcel "desgraciadamente muy emblemática". En Olmo existió una prisión ilegal conocida como 'La Cacha', que funcionó durante la última dictadura militar como una maternidad clandestina.
Aunque el objetivo de la película no es denunciar el hacinamiento o las condiciones insalubres de las cárceles argentinas o de cualquier otro lugar, sí "propone un punto de partida, de debate, de análisis", según el director.

Una historia "no política"
El director israelí Ari Folman, compite en la sección oficial con el documental animado "Waltz with Bashir", sobre el papel de Israel en la matanza de palestinos en Sabra y Chatila (Líbano) en 1982. El realizador ha matizado que su filme "no es político sino únicamente la historia personal de unos soldados".
"Habla de la memoria perdida, reprimida, de dónde se fueron nuestros recuerdos". Así sintetiza Ari Folman la esencia del filme que cuenta las vivencias de una serie de soldados que estaban cerca del lugar de los hechos. CGS