Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La escritora y diputada de Ciudadanos Marta Rivera defiende compatibilizar pensiones y creación artística

En su nuevo libro, 'Nosotros, los de entonces', aborda la amistad, las expectativas de la juventud y el paso de los años
La escritora, periodista y diputada por Ciudadanos en el Congreso, Marta Rivera de la Cruz, ha defendido la necesidad de alcanzar un "consenso" para reformar la legislación actual, de modo que sea compatible que los escritores y artistas puedan cobrar una pensión tras jubilarse y seguir publicando, impartiendo conferencias y creando nuevas obras. Así lo ha manifestado en una entrevista con Europa Press, a raíz de la publicación de su novena novela, titulada 'Nosotros, los de entonces'.
Para Rivera de la Cruz, hay que tener en cuenta tanto la usual inestabilidad de los ingresos de los creadores (que afecta a sus pensiones) como la "particularidad" de sus obras, que son, según ha indicado, "completamente insustituible". "Si un mecánico no te arregla el coche, pues otro te lo va a arreglar igual, pero el cuadro que pinta un pintor no lo puede pintar otro", ha señalado.
En cuanto a los ingresos, ha insistido en que "hay que reconocer la especial fiscalidad que tiene esta profesión, que es muy inestable y muy fluctuante". "En España hay que empezar a poner en valor el trabajo de los creadores, no solamente por el valor de la cultura como alimento espiritual o marca de país sino también como sector productivo", ha incidido.
Por ello, considera que es "no es justo" que un escritor que gana un premio de 100.000 euros pague impuestos como si fuera una nómina, "un sueldo para siempre", porque "a lo mejor el año siguiente gana 20.000 euros". Además, recuerda que, pasadas varias décadas, la obra de un artista pasa a ser de dominio público y se incorpora al "acerbo cultural de un país".
En este sentido, ha indicado que el líder de C's, Albert Rivera, se ha reunido con una representación de los escritores para conocer "de primera mano" la situación, aunque ha señalado también que es algo que "no se va a cambiar de un día para otro".
Además, ha alertado que, debido a la actual situación legal, "muchos intelectuales están abandonando la vida productiva", con la consecuente "pérdida intelectual para toda la sociedad". "Antonio Gamoneda ya no da conferencias por ejemplo --ha indicado--. Hay que fomentar que el creador esté en activo la mayor parte del tiempo posible, con un marco consensuado eso sí".
"Luego hay otra cosa muy importante que es la capacidad del autor jubilado para ejercer magisterio, dar charlas, conferencias, visitar colegios... Y eso es una aportación brutal a la sociedad --ha manifestado--. El otro día salió una lista de algunos libros que no se habrían publicado con esta ley: la segunda parte de El Quijote, por ejemplo".
'NOSOTROS, LOS DE ENTONCES'
La nueva novela de Rivera de la Cruz ha llegado a las librerías el pasado 2 de febrero y fue escrita antes de saber que solamente unos meses después iba a ocupar un escaño en la cámara baja de las Cortes, según reconoce en una entrevista con Europa Press.
El libro aborda la historia de seis amigos de la universidad que se reúnen después de doce años de haber perdido el contacto. "Mantuvieron la amistad durante diez años pero luego la vida les fue separando. Las circunstancias de cada uno iban siendo distintas y al final se fue abriendo un espacio entre ellos", explica.
Un día, uno de ellos, que es quien "ha sido siempre el aglutinador de todo el grupo", les dice que les quiere contar una cosa y les invita a pasar un fin de semana en Francia en el hotel rural que tiene una de ellas. Este es el punto de partida de 'Nosotros, los de entonces', una historia que, además de ser una "llamada de atención" sobre la amistad, aborda también una retrospectiva sobre las ambiciones de la juventud vistas desde la madurez.
"Es el momento, todos lo hemos hecho alguna vez, en la que te paras a ver: ¿en qué se parece mi vida a lo que yo creía que iba a ser cuando tenía 20 años?. Entonces te das cuenta. Qué ingenuos éramos y qué fácil lo veíamos todo", subraya.
La escritora, que ha publicado ya nueve novelas y ha sido galardonada con diversos reconocimientos, además de ser finalista del Premio Planeta por 'En tiempo de prodigios', ha reconocido que la mirada hacia el pasado "puede ser cruel", pero ha insistido en que la historia de 'Nosotros, los de entonces' "es también una llamada a aceptar lo bueno que tiene la vida aunque no se parezca a lo que uno quería".
"La nostalgia, la mirada hacia los veinte años, es una mirada amable. No hay amargura ahí, solo el 'qué bonito fue, qué bien lo pasamos', pero esto es otra etapa y no tiene porque ser peor".
Además, asegura que "el tiempo, si se recupera, no es tiempo perdido", pero llama la atención sobre el hecho de que, en general, "a los amigos se les cuida poco", cuando, en realidad, "es una de las relaciones más puras que se tienen". "Hay que hacer el esfuerzo de llamarse, de quedar y buscar alguna hora muerta para tomarse un café", insiste.
Para la autora, "es una historia muy de su generación", una generación que llega al momento de "echar la mirada atrás y darse cuenta de qué cosas han cambiado y cómo ha cambiado uno mismo". De ahí, que la novela lleve por título el verso de Pablo Neruda que dice "nosotros, los que éramos entonces", según explica.
NO ESPERABA ENTRAR EN POLÍTICA
En cuanto a su propia retrospectiva, en lo referente a su reciente incorporación a la vida política con el partido Ciudadanos, reconoce que "no lo tiene del todo procesado todavía". De hecho, asegura que cuando entró el otro día a jurar su cargo de diputada en el Congreso pensó "¡Madre mía!". También reconoce que "le hace mucha mucha ilusión" y cree que "por primera vez en la vida tiene la ocasión de hacer cosas por otras personas".
"Es curioso cómo puede cambiar tu vida en seis meses y sin que te lo imaginaras. Pensaba que en mi vida estaba todo más o menos fijado. Pensaba que podía escribir un libro que fuera un éxito o alguno que fuera un fracaso, que podía hacer un mejor o peor trabajo como periodista, pero no esperaba grandes sorpresas".
Además de ser diputada, Marta Rivera de la Cruz fue la representante de Ciudadanos en el debate a nueve que se celebró durante la campaña electoral para los comicios del pasado 20 de diciembre. Sobre la exposición pública las críticas, asegura que "en la vida no hay nada que sea gratis". "Cuando compras una casa te la compras entera --subraya--. Yo tomé la decisión muy consciente de la decisión que tomaba".
Por otra parte, reconoce que la participación en la vida política supondrá probablemente "un punto y aparte" en su carrera como escritora, pero confía en que no sea "un punto y final". "Estos próximos años sé que no voy a tener tiempo de escribir", señala, aunque cree que un "tiempo de sequía" puede ser también una oportunidad para "sedimentar, reflexionar y pensar algunas cosas". En todo caso, duda de que en el futuro escriba algún tipo de 'thriller' político. "No me veo", asegura.