Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clara Janés ingresa en la RAE: "Una cosa es lo que surge del interior y otra aquello que es fruto de nuestro empeño"

Ocupará a partir de ahora la silla 'U', tras pronunciar su discurso de ingreso, en torno a Salomón y el 'Cantar de los cantares'
"Una cosa es lo que surge del interior y otra aquello que es fruto de nuestro empeño", ha manifestado Clara Janés al comienzo de su discurso de ingreso pronunciado este domingo en la Real Academia Española, donde ocupará la silla 'U', tras haber sido elegida el pasado 7 de mayo.
Durante este acto, que ha comenzado a las 19.00 horas, la poeta y traductora ha leído el texto titulado 'Una estrella de puntas infinitas. En torno a Salomón y el Cantar de los cantares', mientras que en nombre de la corporación le ha respondido Soledad Puértolas.
Janés ha agradecido a Margarita Salas, Soledad Puértolas y Luis María Ansón por haber propuesto su nombre para esta labor, de la que espera ser "digna" y en la que, según ha asegurado, pondrá "todo el esfuerzo y el trabajo necesarios para cumplir" el papel que le han asignado.
La traductora y poeta ha destacado que esto supone "un cambio de perspectiva" y que, a diferencia de la "libertad" que le otorgó Jorge Guillén cuando le dijo que cantaba "como los pájaros al amanecer", ahora se pone "en primer término" ante sus ojos una "responsabilidad distinta, que planea sobre la que comporta la creación".
Janés ha señalado que a lo largo de sus años de trabajo, siempre ha tenido "presente" la importancia de la lengua y, "aunque perpetua aprendiza", ha estudiado y analizado las palabras "no solo en sus nexos con la expresión, sino también en sus vínculos con los movimientos de la mente, muchas veces enigmáticos". "El enigma ronda la escritura", ha dicho.
La ahora académica ha dedicado parte de su discurso a Eduardo García de Enterría, que también ocupó la silla 'U' desde 1994 y que, según ha recordado Janés, no solo fue una eminencia en el derecho administrativo, sino también autor de ensayos sobre literatura.
La traductora y poeta ha arrancado el núcleo de su discurso con un primer párrafo de "visos esotéricos", porque, según ha señalado, "el enigma ronda la escritura". "Puede presentarse como azar, mediante estratos, ósmosis, fluctuaciones, cruces y selecciones naturales o intencionadas", ha dicho.
Janés ha explicado que su "vinculación" con la escritura empezó debido al 'Cántico espiritual', de San Juan de la Cruz, uno de los tres vértices del "triángulo" que, "movido por una única energía impulsora", gira en su mente, junto a "fray Luis de León y Arias Montano".
PUÉRTOLAS: "LA POESÍA ES UN ARTE VIVO"
La académica Soledad Puértolas ha sido la encargada de contestar al discurso de Janés, representante de la poesía a la que la RAE "siempre" ha sido "sensible", en palabras de la escritora. "La poesía es un arte vivo, expresión y reflejo de su tiempo, y la luz que arroja sobre el presente nos ayuda a entender y a valorar con más matices y profundidad la vida que nos toca vivir", ha dicho.
Puértolas ha destacado que con la llegada de Janés, la RAE recuerda "el valor de la poesía, esa misteriosa dama encargada de dar aliento y luz a la aridez de la vida y de dotarla de contrastes, complejidad y hondura, y que hace un extraordinario regalo, la intuición de la trascendencia".
"El terreno de la poesía no se asienta sobre lo necesario ni sobre lo infalible. En él, las palabras adquieren nuevos atributos. Iluminan, revelan, desvelan, siembran, inquietan. Es un terreno de límites confusos, límites humanos y, por eso mismo, frágiles y perecederos, pero llenos de anhelos de eter", ha manifestado.
Janés (Barcelona, 1940), autora de una extensa obra poética y ensayística, es la décima mujer elegida miembro de la RAE. La primera fue Carmen Conde, quien ingresó en 1979. La siguieron Elena Quiroga, Ana María Matute, Carmen Iglesias, Margarita Salas, Soledad Puértolas, Inés Fernández-Ordóñez, Carme Riera y Aurora Egido.