Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clive Owen dice que sólo liga en el cine, en la vida real está felizmente casado

El actor británico Clive Owen vuelve a trabajar con Julia Roberts en "Duplicity", un filme de Tony Gilroy en el que repite el papel de hombre duro, atractivo y seductor que tantos éxitos le ha aportado, aunque confiesa: "sólo ligo en el cine, en la vida real soy un hombre felizmente casado".
Ganador del Globo de Oro y candidato al Oscar por "Closer", de Mike Nichols, que protagonizaba también con Julia Roberts, Clive Owen, una de las nuevas estrellas de Hollywood, presentaba hoy en Madrid "Duplicity", junto a Tony Gilroy, que debutó como realizador dirigiendo en 2007 a George Clooney en "Michael Clayton".
Para muchos, Clive Owen es el nuevo Cary Grant de la meca del cine, y aunque él ha confesado su admiración por el también actor británico, asegura que "nunca sería capaz" de ponerse a "su altura". "Eso sí, para esta película he vuelto a ver algunas de sus cintas, porque el guión me recordaba a muchos a esos clásicos de los años 50", ha añadido.
Clive Owen ha protagonizado "Bent", de Sean Mathias; formó parte el elenco coral de "Gosford Park", de Robert Altman; ha trabajado con Angelina Jolie en "Amar peligrosamente", fue el "El rey Arturo" y trabajó con Bruce Willis y Benicio Del Toro en "Sin City", de la que dice desconocer si habrá o no una segunda parte.
"No me he marcado un rumbo a seguir en mi carrera, pero siempre busco un buen guión con grandes diálogos", ha comentado Owen, quien asegura que "Duplicity" los tiene.
En la película, Julia Roberts y Clive Owen encarnan a dos espías gubernamentales que dan el salto al espionaje empresarial entre multinacionales con dos jefes (Tom Wilkinson y Paul Giamatti) dispuestos a todo. Ellos viven un romance secreto, pero su profesión les lleva a dudar muchas veces de la fidelidad del otro.
En realidad "Duplicity" es una de esas comedias de enredo en las que nunca se sabe lo que es verdad o mentira de la trama y que lía al espectador hasta el último momento y, según el actor, "en la película Julia y yo somos dos mentirosos profesionales, que están locos el uno por el otro, pero que no se fían ni de ellos mismos".
"Julia Roberts -ha destacado- es una profesional increíble y muy inteligente; trabajar con ella en estas dos películas ha sido fantástico, sobre todo porque tenemos el mismo sentido del humor y la misma sensibilidad".
También ha trabajado con Jennifer Aniston en "Sin control" y ha sido amante de Cate Blanchett en la película de época "Elizabeth: la edad de oro", y es que le "gusta más trabajar con actrices que con actores: los diálogos siempre son más interesantes y la complicidad es mayor".
Fanático del Liverpool, ha perdido perdón por la derrota de ayer del Real Madrid, y ha dejado bien claro que aunque su formación sea teatral, lo que más le "gusta es formar parte, sea como sea, del hecho de hacer películas".
De su llegada a Hollywood recuerda que "fue dura"; era un momento en el que a los actores británicos sólo les daban "papeles de malo". Ahora, "han encontrado también un buen mercado entre los actores españoles y franceses, quizá mejor que el nacional", considera el actor, quien no cree que su físico haya tenido nada que ver con su éxito: "Yo no me considero guapo, he tenido suerte".
En breve, se convertirá en un agente de la Interpol en "The International", con Naomi Watts; acaba de terminar el rodaje en Asutralia de "The boys are back in town" y ha anunciado que está muy interesado, al igual que Spike Lee, en hacer una segunda parte de "Plan oculto", de la que "ya se está escribiendo el guión".