Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colón 'parlava català'

El libro 'El ADN de los escritos de Cristóbal Colón', de Estelle Irizarry', "propone y confirma el verdadero origen catalán del navegante". Según Nito Verdera, autor de ocho libros sobre Colón, el descubridor "era natural de un territorio de la Antigua Corona de Aragón, súbdito de Fernando y aprendió el catalán antes que el español".
Partiendo de la observación de Consuelo Varela en la que afirmó que "el gran navegante no se expresa de manera correcta en ningún idioma", Irizarry señaló que ella se cuestiona "cómo su español tan notoriamente incorrecto puede ser tan eficaz, poético y elocuente".
En los escritos de Colón aparece "un idioma parecido al español, que parece un español incorrecto que adquirió sus características cien años antes del primer viaje de Colón, cuando hubo terribles masacres en las juderías, el judioespañol, llamado también ladino".
Las pruebas del ADN literario de Colón han tenido resultados "sorprendentes", tras extraer del corpus literario de Colón, compuesto por más de 100 cartas, diarios y apuntes, información que aclara "muchos misterios y mitos".
Estelle Irizarry ha confesado que descubrió que "el estilo de puntuación de Colón obedecía una disposición geográfica" y que entre los cientos de documentos que examinó había "un patrón".
En este sentido, ha manifestado que "los de Castilla no usaban vírgulas y que éstas surgían en las tierras hoy catalanohablantes de la Antigua Corona Reino de Aragón".
En el libro de Irizarry compara el sistema de escritura del navegante con manuscritos de Galicia, Portugal, Italia, Tarragona, Castilla, Barcelona, Ibiza, Europa o Génova, entre otros y "hasta ahora el ADN apunta a Ibiza".