Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejero valenciano cree que Ciscar y Farnós deberían dimitir del Consell Valencià de Cultura

El conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación de la Generalitat Valenciana, Manuel Alcaraz, ha asegurado este jueves que tanto la exdirectora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) Consuelo Ciscar como el excoordinador de programación de Castelló Cultural Vicente Farnós, ambos investigados en causas judiciales, deberían dimitir como consejeros del Consell Valencià de Cultura (CVC) porque "sería la única manera de recuperar una parte de la dignidad y ayudar a todos".
Así lo ha indicado antes de reunirse con el presidente de este organismo, Santiago Grisolía, y el secretario de la institución, Jesús Huguet, en una visita que ha enmarcado en la "normalidad" de su departamento en mantener reuniones periódicas con las instituciones de relevancia estatutaria y para "felicitar" y trasladarles el apoyo por las recientes decisiones adoptadas en materia de conductas éticas.
El CVC aprobó recientemente una propuesta de acuerdo para que los miembros que se encuentren en la condición de investigados renuncien cautelarmente al ejercicio de sus funciones "a fin de preservar la autoridad moral y el buen funcionamiento de la institución".
A juicio del conseller, con ello el organismo consultivo ha tenido una actitud "líder, valiente e importante" aunque ha apuntado que no se les "oculta" que está motivada "desgraciadamente por algunas situaciones muy particulares que están haciendo mucho daño" a la entidad y al conjunto de la Comunitat al incidir "en el descrédito y estigma de corruptelas que está marcando la Comunitat y que tenemos que superar", ha dicho en referencia a las imputaciones de ambos consejeros, a los que no ha llegado a citar porque "no quiero manchar esta casa diciendo sus nombres".
CAMBIOS EN LA LEY DE TRANSPARENCIA
Alcaraz ha anunciado que su departamento estudiará cambios en la Ley de Transparencia para incorporar un artículo "que obligue a las instituciones de relevancia estatutaria a que, dentro de su ámbito de autonomía, elaboren su propio código ético, que deberá incluir las posibilidades de sanción y de trasladar a las Corts el conocimiento formal de las situaciones que no son tolerables en organismos como el CVC".
A su parecer, es "bueno" que el parlamento que nombra a los miembros de esta situación "se pronuncie en una situación tan desagradable" como la que afecta a Ciscar. "Un organismo estatutario tiene que ser, por muchísimas razones, ejemplar, porque nuestra cultura lo es y las personas que tienen la misión estatutaria de defenderla tienen que ser éticamente ejemplares", ha manifestado.