Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos para mantener el peso durante el verano, desmontando mitos

Llega el verano y con él las comidas fuera de casa, las reuniones con amigos y familiares y también la preocupación por mantener el peso. Sin embargo, se puede disfrutar de esta época del año buscando un equilibrio y escogiendo bien los alimentos. Los nutricionistas recuerdan que es recomendable no abusar de las calorías que nos aportan las frecuentes comidas fuera de casa.
1.- Elegir alimentos frescos y de temporada no muy calóricos. Hay que vigilar que no tengan grasas añadidas y que no contengan azúcar o sal añadido.
2.- Si se toman tapas o pinchos con alto valor calórico, compensarlo con una comida o cena ligeras.
3.- Beber agua para calmar la sed. Las bebidas fermentadas han de tomarse para degustarlas, no para quitar la sed.
4.- Pan sí, pero integral. El pan no tiene tantas calorías y tomado con moderación, es saludable en la dieta diaria.
5.- Moderar el consumo de bebidas con contenido alcohólico. El consumo moderado de cervezas tradicionales (entendido por moderado de 1 a 2 cañas para las mujeres y de 2 a 3 para los hombres) puede ser una opción. Los últimos estudios demuestran que la cerveza no solo es una fuente de minerales, vitaminas y fibra, sino que, además, no tiene contenido graso y no aporta más de 40 kcal. por cada 100 ml. Además, si estás embarazada o tienes cualquier otro tipo de contraindicación y te apetece beber cerveza, puedes consumir cerveza sin alcohol.
6.- Dedicar tiempo al ejercicio físico, tanto a diario, como el fin de semana. La actividad laboral no sustituye a la que se debe practicar en tiempo de ocio.