Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Córdoba viaja del pasado al futuro para ser capital cultural en 2016

La gerente de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, Carlota Álvarez Basso, posa para Efe durante una entrevista en la que avanza las principales propuestas del dossier que este viernes presentará al Ministerio de Cultura para optar a ser capital europea de la cultura en 2016. EFEtelecinco.es
Córdoba es la única ciudad en la que se puede viajar por más de 2.000 años de historia sin recorrer más de un kilómetro. Una guía, una brújula, una ruta y un álbum de fotos de este viaje serán los elementos con los que se presentará a la capitalidad cultural europea 2016 con la mirada puesta en el futuro.
A menos de 5 días para el fin del plazo dado a las ciudades candidatas para que presenten su dossier, Córdoba tiene los deberes hechos con la confianza de que Europa reconocerá la apuesta por la cultura que realiza, especialmente en los últimos ocho años, cuando echó a andar este sueño, que se resume en el lema "Córdoba, Europa: el futuro tiene raíces".
En una entrevista con Efe, la gerente de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, Carlota Álvarez Basso, lo tiene claro: "Es justo y necesario que Europa reconozca el esfuerzo que hace una ciudad de tamaño medio como Córdoba por la cultura".
"En menos de 500 metros y de 10 minutos de recorrido una persona vive la historia de Europa. Puede estar sentada en una catedral barroca, dar 10 pasos y entrar en una mezquita, salir y entrar en la judería, atravesar un puente romano y llegar al museo de arte contemporáneo del siglo XXI; es hora de que los europeos sepan que es Córdoba y tengan oportunidad de vivir esta experiencia", dijo.
Pero la confluencia de distintas culturas -romana, islámica, cristina, judía y gitana- no es lo único que convierte a Córdoba en una ciudad genuina. El respaldo de los ciudadanos, acostumbrados a realizar este viaje por la historia todos los días, ha sido clave.
"Córdoba es una de las ciudades que más ha favorecido la participación ciudadana, así que hemos aprovechado toda esa red preexistente para ponerla al servicio del proyecto. Los mimbres ya estaban", explica Álvarez Basso que, con la misma pasión que los cordobeses tienen por este sueño, desvela el dossier que entregará este viernes al Ministerio de Cultura.
Pese a que sólo es necesario que cada ciudad presente dos libros que recojan sus propuestas, Córdoba presentará cuatro que se conectan entre sí bajo la metáfora de un viaje.
El primero de ellos, que es el programa estrictamente cultural, se presenta como una guía del viaje hacia la capitalidad y en el segundo se contesta las 60 preguntas formuladas en el Boletín Oficial del Estado sobre la candidatura, la brújula de este viaje europeo.
El tercer tomo, que incluye los apoyos recabados al proyecto cordobés, explica la ruta que la ciudad ha seguido en los últimos ocho años en su apuesta por la cultura con programas como La Noche Blanca del Flamenco o Cosmopoética, y un cuarto libro muestra la belleza de Córdoba en un álbum de fotos realizado por profesionales y aficionados, en el que se incluyen citas a la urbe cordobesa.
Del presupuesto, la gerente ha concretado que finalmente se ha cerrado en 60 millones de euros destinados exclusivamente a proyectos culturales ya que las infraestructuras con las que cuenta Córdoba, y las que están proyectadas son suficientes para asumir un reto de esta envergadura.
Gorka Ruiz