Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cultura propondrá el Archivo de Simancas, el legado de Ramón y Cajal y el Códice Calixtino para el registro de la UNESCO

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte propondrá el Archivo General de Simancas, el legado testamentario de Ramón y Cajal y el Códice Calixtino como candidatos para ser incluidos en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo de la UNESCO, según ha informado el ministerio.
El secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, se lo ha informado así a los a los miembros del Consejo de Cooperación Archivística durante la reunión que ha mantenido con ellos, así como con representantes de comunidades autónomas, de la Federación Española de Municipios y Provincias, representantes del Consejo de Universidades y miembros de varios departamentos ministeriales.
El objetivo de la propuesta, según ha explicado el ministerio, es que el organismo internacional reconozca el "valor excepcional y significación universal" de las candidaturas mediante su inclusión en el registro, un instrumento que sirve para "identificar y destacar los testimonios documentales más importantes de la historia de humanidad".
En el caso del Archivo General de Simancas, Cultura destaca su "excepcional fondo documental" que recoge la historia de España desde los Reyes Católicos hasta la entrada del Régimen Liberal en el país, incluyendo toda la documentación producida por los organismos de gobierno de la monarquía hispánica.
En cuanto al legado testamentario del ganador del Nobel de Medicina (1906) Santiago Ramón y Cajal, la candidatura cuenta con el impulso del Instituto Ramón y Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas e incluye los fondos documentales de "sus discípulos más notables", según ha explicado el ministerio.
La tercera candidatura, la del Códice Calixtino, es una candidatura internacional, pues cuenta con el respaldo de las instituciones portuguesas que, según el ministerio, "son conscientes de la importancia cultural que tuvieron en la Europa medieval los documentos que sirven de fundamento a sustentan la tradición jacobea y el Camino de Santiago".