Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conseller de Cultura catalán reivindica la diplomacia cultural y comercial tras la suspensión de Asuntos Exteriores

El conseller de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Santi Vila, ha defendido este viernes que "la diplomacia moderna está vinculada al comercio y también a la cultura" en respuesta a la suspensión esta semana de la Conselleria de Asuntos Exteriores por parte del Tribunal Constitucional (TC).
Tras presentar las actividades del Any Llull, para conmemorar el 700 aniversario de la muerte del pensador y filósofo, Vila ha destacado que en su anterior responsabilidad como conseller de Territorio y Sostenibilidad llevó a cabo una "intensa agenda en el exterior", especialmente con el Port de Barcelona.
"La experiencia demuestra que el Estado español necesita mejorar en esta cuestión, porque la diplomacia moderna está vinculada al comercio y también a la cultura", ha subrayado el titular de Cultura, que ha dicho que el mejor embajador de Cataluña es su cultura y creadores.
Y ha añadido: "El trabajo hecho y el que estamos haciendo tiene que ver con esta nueva diplomacia, muy atenta y cercana al tejido real, y en el Departamento de Cultura lo haremos, como es nuestra obligación en materia de nuestras competencias".
Ha indicado que los objetivos de la Conselleria de Romeva son "muy determinados" y se podrán llevar a cabo al margen de la formalidad que acabe tomando, teniendo en cuenta también que al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dicho que el Govern seguirá haciendo política exterior.