Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CutreCon, un festival de pésima calidad

Prepárense para ver auténticas joyas del bodrio cinematográfico. Películas tan malas, tan malas, que al final resultan hasta divertidas. Si aquí hubiera premios, las categorías podrían ser al argumento más inverosímil, al monstruo más chapucero, a la escenografía más ridícula o a la interpretación más desastrosa. Y este último, perfectamente podría llevárselo esta cinta: SamuraiCop. Un golpe muy difícil de soportar si no es con humor. Nunca algo tan malo gustó tanto.