Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen durante tres horas a dos periodistas del 'Financial Times', uno de ellos español, en Guinea Ecuatorial

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ha denunciado la detención durante tres horas de dos periodistas del 'Financial Times', uno de ellos español, en Guinea Ecuatorial cuando iban de camino a entrevistar a un miembro del Gobierno.
La asociación, que ha manifestado su preocupación debido a informes relacionados con "graves violaciones a la libertad de prensa en Guinea Ecuatorial", ha señalado que la detención se produjo el pasado 20 de enero en Malabo, en la capital de Guinea Ecuatorial, cuando agentes de seguridad armados arrestaron a Javier Blas, redactor sobre África para el 'Financial Times', y a Peter Chapman, redactor sénior del periódico.
Según ha relatado Blas al CPJ, en el momento del arresto, los periodistas se dirigían en un taxi a realizar una entrevista con un ministro. Fueron trasladados al Ministerio de Seguridad Nacional, donde se les confiscaron los equipos, y luego de tres horas fueron liberados.
Las autoridades les devolvieron a los periodistas sus respectivos pasaportes y teléfonos móviles después de siete horas, pero se rehusaron a devolverles las computadoras portátiles, libretas de apuntes, y grabadora digital, que contienen entrevistas con diplomáticos y políticos locales.
Blas, de nacionalidad española, y Chapman, británico, habían entrado en el país el 14 de enero, después de obtener una visa por 30 días en la Embajada de Guinea Ecuatorial en Londres. Se encontraban cubriendo el período previo a una conferencia sobre inversión a realizarse a principios de febrero.
"El arresto de Javier Blas y de Peter Chapman y la confiscación de sus equipos es una advertencia para todos los periodistas y sus potenciales fuentes de que el intercambio de información tiene graves consecuencias en Guinea Ecuatorial," ha señalado Peter Nkanga, Consultor del CPJ sobre África Occidental, que ha pedido a las autoridades que devuelvan los equipos confiscados a Blas y Chapman y se abstengan "de acosar a los periodistas que buscan la cobertura de la conferencia de febrero".
Blas ha afirmado al CPJ que a ambos se les negó la comunicación con sus respectivos consulados locales durante su detención, lo que es una violación a lo establecido por la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.