Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Devuelven once pinturas robadas en Alemania por un soldado de EE.UU. en 1945

Foto cedida por US Inmigration and Customs Enforcement (ICE) en la que se observa el detalle de una de las pinturas al óleo que fueron robadas en 1945 por un soldado estadounidense durante la invasión aliada a Alemania y que fueron devueltas a las autoridades germanas durante una ceremonia en Nueva York (EE.UU.). EFEtelecinco.es
Un total de once pinturas al óleo que fueron robadas en 1945 por un soldado estadounidense durante la invasión aliada a Alemania fueron devueltas hoy a las autoridades germanas durante una ceremonia en Nueva York.
La Fiscalía Federal de Manhattan y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) detallaron que las pinturas eran de diversos artistas alemanes y estaban en manos de Beth Ann McFadden, la nieta del soldado que las sustrajo.
Tras la ceremonia, que tuvo lugar en el Instituto Goethe de la isla neoyorquina de Manhattan, las pinturas serán enviadas al Museo de Pirmasens (Alemania), más de seis décadas después de que salieran de allí.
Al recibir su herencia, la nieta del soldado Harry Gursky -quien había estado destinado en Pirmasens tras la invasión- investigó la procedencia de las obras y descubrió que se encontraban entre las que se habían dado por perdidas en el museo de la localidad alemana durante la Segunda Guerra Mundial.
McFadden se puso en contacto con las autoridades alemanas, que le informaron de que la ICE estadounidense tenía abierta una investigación al respecto.
Así, el pasado 2 de febrero la mujer entregó a la ICE, en presencia de los representantes de la Fiscalía de Manhattan, unas pinturas que habían permanecido escondidas en el sótano de su abuelo desde que las trajo de Alemania, aunque informó de que su abuela había regalado algunas a un vecino.
Según las autoridades, ese vecino vendió tres de ellas a través de una casa de subastas de Pensilvania (EE.UU.), después de intentar hacerlo por medio de Sotheby's, por lo que se mantiene abierta una investigación para tratar de recuperar los óleos.
Tres de las pinturas entregadas hoy son del alemán Heinrich Buerkel, nacido en Pirmasens, y están valoradas cada una de ellas en unos 50.000 dólares, mientras que el resto, de artistas menos conocidos, tienen un valor aproximado de entre 4.000 y 10.000 dólares.