Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dudamel destaca la importancia de la educación en la música y anima a los menroes a "divertirse" con ella

En un encuentro en A Coruña, el prestigioso director de orquesta anima a los más pequeños a "creer en lo que hacen y a trabajar en ello"
Los 186 niños que integran la orquesta de Abanca ReSuena han recibido este jueves la visita del prestigioso director orquestal Gustavo Dudamel, quien les ha trasladado la importancia de la educación en la música y les ha animado a "creer en lo que hacen y a trabajar en ello".
Invitado por Abanca, y dentro de su agenda gallega, el director artístico y musical de la Filarmónica de Los Ángeles (California) y director de la orquesta Simón Bolívar de Venezuela, ha mantenido un encuentro con los estudiantes de Abanca Resuena en el CEIP Alborada de Elviña en A Coruña.
Acompañado por el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet; y por el director general de Responsabilidad Social Corporativa y Comunicación de Abanca, Miguel Ángel Escotet, Dudamel ha animado a los más pequeños a "divertirse" con la música y a "trabajar" para conseguir aquello que quieren.
Ante la presencia del director de orquesta venezolano, los 186 niños de entre 5 y 12 años que integran la orquesta Abanca Resuena han arrancado su repertorio tocando la pieza 'Chamambo', de Manuel Artés. Una interpretación que Dudamel no dudó en calificar de "maravillosa".
DIRIGIDOS POR UN MAESTRO
Tras esto, el director venezolano cogió la batuta y se animó a dirigir la orquesta compuesta por estos jóvenes, que volvieron a deleitar a los asistentes con otra interpretación del mismo tema.
A estos jóvenes escolares Dudamel les ha trasladado la importancia de disfrutar con la música y que "lo más importante es divertirse tocando", animando a los niños "a creer en lo que hacen y a trabajar en ello".
Después de escuchar con atención los consejos del artista, y a modo de despedida, la joven orquesta interpretó el 'Himno de la Alegría'. Lo tocaron, lo cantaron y hasta lo bailaron.