Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Duque de Alba presenta en El Prado 'La Virgen de Granada'

El duque de Alba se ha unido a la tradición familiar de donar obras al Museo del Prado con la entrega de la tabla "Funeral de San Antonio abad", una operación realizada tras la venta de la "Virgen de la granada", ambas de Fra Angélico, y que han contado con el apoyo de la familia Alba.
Así lo ha asegurado Carlos Fitz-James Stuart tras la inauguración de la instalación especial de ambas obras, en un acto presidido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y donde también han estado presentes numerosas autoridades como el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
EL MUSEO DEL PRADO PRESENTA 'LA VIRGEN DE LA GRANADA' PROPIEDAD DE LA CASA DE ALBA
El Duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart ha aprovechado este acto para negar que la venta de la obra Virgen de la granada haya generado "malestar" en su familia, asegurando que la operación se debe a una "reordenación económica y estructural" de la Fundación Casa de Alba.
Tras la presentación en el Museo del Prado de la instalación que albergará este cuadro y la tabla 'Funeral de San Antonio abad' --también cedida por la Casa de Alba--, el duque ha explicado a los periodistas los motivos de esta venta por 18 millones de euros, muy por debajo del precio de mercado.
"Estoy reordenando la casa, todo el aspecto económico y estructural, y quería que al desprenderme de este cuadro fuera al Museo del Prado, que es el museo nacional donde todos los españoles pueden contemplarlo y disfrutarlo", ha señalado. Respecto a la donación, ha recordado que es "una tradición en su familia", siendo su abuelo el primer presidente del Patronato de la pinacoteca.
Preguntado sobre si la venta ha generado malestar en su familia, ha negado esta posibilidad, reiterando que es él, como presidente de la fundación, quien toma las decisiones. "Nadie opina en mi familia de nada de esto porque soy yo el presidente y Duque de Alba y, aparte, todo lo he hablado con mis hermanos, que me llevo muy bien con ellos, y les ha parecido perfecto", ha indicado.